Última hora

Última hora

Los viñedos moldavos se reorientan hacia la Unión Europea tras el nuevo embargo ruso

Leyendo ahora:

Los viñedos moldavos se reorientan hacia la Unión Europea tras el nuevo embargo ruso

Tamaño de texto Aa Aa

Rusia vuelve a prohibir el vino moldavo, como represalia porque esta exrepública soviética ha firmado un acuerdo comercial con la Unión Europea. No es algo nuevo para este pequeño país porque, en 2006, ya sufrió un castigo parecido. Pero, desde entonces, el sector ha reconducido sus exportaciones hacia otros países. El mayor productor moldavo, Viñedos Purcari, relativiza el actual embargo ruso:

“El año 2006, perdimos unos diez millones de dólares; en 2013, será un millón”, comparó el presidente de la firma, el rumano Victor Bostan desde la propias cavas de la compañía.

Y, a pesar de ello, Purcari sigue generando beneficios. La empresa aprendió la lección de 2006, cuando el ochenta por ciento de las exportaciones se hacían a Rusia. Ahora, solo son el veinte por ciento porque las ventas se han reorientado hacia los países de la Unión Europea.

En la capital moldava de Chisináu Euronews habló con el comisario de Agricultura, el rumano Dacian Ciolos: “La Unión Europea ha abierto totalmente su mercado para el vino moldavo, que entra en nuestro mercado sin ningún tipo de límite y sin ningún arancel”.

Las autoridades rusas invocan ‘razones sanitarias’ para la prohibición, pero los responsables de Bruselas interpretan que Moscú penaliza a Moldavia por haber firmado el acuerdo de libre comercio con los veintiocho.

“El Banco de Inversión Europeo ha dado un extraordinario paso hacia Moldavia porque la entidad ofrece unas líneas de crédito de 75 millones de euros”, recordó Bostan. Por tanto, los productores de vino pueden invertir y modernizar su industria”.

La ratificación definitiva de este acuerdo de libre comercio está prevista para el próximo septiembre. Después, durante siete años, una transición facilitará a los agricultores moldavos adaptarse a la competitividad de la Unión Europea. Y depender aun menos de Rusia.