Última hora

Última hora

Obama, voluntarioso y combativo

Leyendo ahora:

Obama, voluntarioso y combativo

Tamaño de texto Aa Aa

Así se ha presentado el presidente estadounidense ante el Congreso para pronunciar su discurso sobre el Estado de la Unión.

Es un año electoral, en noviembre se renovarán toda la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. Y Obama ha marcado la hoja de ruta a los demócratas con un objetivo, reducir las desigualdades: “Estados Unidos no se quedará de brazos cruzados y yo tampoco lo haré. Así que actuaré donde quiera y cuando quiera, por decreto, para dar más oportunidades a más familias estadounidenses, eso es lo que voy a hacer”.

Con el paro en el 6,7% y un crecimiento del 4,1%, el salario mínimo es de 7 dólares con 25 a la hora. Obama apuesta por un aumento del 40%, medida que va a aplicar a ciertos empleados públicos: “En las próximas semanas publicaré una Orden Ejecutiva para que los proveedores federales paguen a sus trabajadores, dependientes de la Administración, un salario de al menos 10 dólares con 10 a la hora. Porque los que cocinan para nuestras tropas o limpian sus platos no deberían tener que vivir en la pobreza”.

En materia de política exterior, el presidente ha vuelto sobre una de sus grandes promesas olvidadas, cerrar Guantánamo, ahora que los legisladores han facilitado el traslado de los presos a sus respectivos países de origen.

“Con la guerra de Afganistán en su fase final, se necesita que este sea el año en el que el Congreso levante las restricciones al traslado de detenidos para que cerremos Guantánamo, porque el contraterrorismo no se practica sólo con las operaciones militares y de inteligencia, sino manteniendo vivos los ideales de nuestra Constitución”, ha destacado Barack Obama.

Obama se ha mostrado absolutamente decidido, incluso intransigente advirtiendo al Congreso de que vetará cualquier iniciativa que dinamite las negociaciones sobre el programa nuclear iraní.

“Irán ha empezado a eliminar sus reservas de uranio altamente enriquecido. No está instalando centrifugadoras de última generación. Hay inspecciones sin precedentes que ayudan a todo el mundo a verificar, cada día, que Irán no está fabricando una bomba. Estamos con unas negociaciones en marcha para ver si podemos todos juntos y pacíficamente alcanzar el objetivo: evitar que Irán se dote del arma nuclear. Y si el Congreso me envía otra propuesta de sanciones que amenace el diálogo, la vetaré”, ha dicho tajante el presidente estadounidense.

Sobre el resto de temas candentes impera la prudencia.

En Siria, Obama sólo apoyará a la oposición que rechaza la vía terrorista. En Ucrania, siempre apostará por el derecho del pueblo a expresarse libremente.