Última hora

Última hora

Guinea Ecuatorial, entre el boom económico y las desigualdades sociales

Leyendo ahora:

Guinea Ecuatorial, entre el boom económico y las desigualdades sociales

Tamaño de texto Aa Aa

Un reciente informe de Naciones Unidas pone de manifiesto que la mayor parte de los países africanos crecerán por encima de la media mundial, en 2014.

François Chignac, euronews:
Sí, cierto, pero las desigualdades persisten en los países en desarrollo como Nigeria o Guinea Ecuatorial, el estado con la mayor renta por habitante de la región. Sin embargo su índice de desarrollo humano ocupa la centésimo trigésimo sexta posición. ¿Por qué? Veámos qué opinan los políticos y empresarios reunidos en Malabo.

Michael Lamaswala es el presidente ejecutivo de Blue Square Oil & Gas Limited. Trabaja entre el Reino Unido y Zambia y acaba de participar en el Simposio Guinea Ecuatorial Emergente.

“Si observamos cualquier país europeo y todos conocemos la historia de Europa y el tiempo transcurrido, los cambios son posibles. En África este desarrollo ha tenido lugar en un espacio de tiempo corto, muy rápido, desde la colonización hasta ahora. Países como Guinea Ecuatorial o Nigeria, intentan garantizar que el desarrollo llegue a los sectores más desfavorecidos, abriéndose a la inversión extranjera pero también a la participación de sus ciudadanos. Con su riqueza en materias primas, con la explotación de la minería, vendrán empresas como la nuestra, pero quieren empezar a ver que la educación para la población mejora y que todo se desarrolla en mejores circunstancias”, señala Lamaswala.

A ojos de algunos inversores extranjeros es necesario que África en general y Guinea Ecuatorial, en particular, entren en el circuito mundial de las inversiones, aunque el tiempo corre en su contra. Como destacaba el expresidente nigeriano Olusegun Obasanjo: “África se encuentra hoy en una situación favorable a su desarrollo, frente a la crisis por la que atraviesan las economías más desarrolladas. Tiene que aprovechar rápidamente esta oportunidad antes de que las puertas se cierren a toda velocidad”.

Un punto de vista que comparten algunos analistas financieros como Michèle Carlsson, responsable de Desarrollo para Oriente Próximo y África para el NASDAQ OMX Group: “El mensaje que nos está dando aquí el gobierno, en este fantástico simposio, es que ellos realmente quieren hacer las cosas bien. África no es para los inversores que pretenden ganar dinero deprisa y corriendo, porque las cosas llevan su tiempo. Sin embargo, a los inversores serios que estén realmente buscando un desarrollo, social y económico para el país y además un beneficio, les diría que deberían venir aquí y que este es el lugar idóneo”.

Desde su independencia de España, en 1968, Guinea Ecuatorial figuraba entre los países más pobres de África. Sin embargo, el negocio del petróleo ha situado a este país como el tercer productor de crudo del África subsahariana, tras Nigeria y Angola. El boom económico, gestionado por un régimen dictatorial, ha contribuido al avance de algunos indicadores. Las muertes por paludismo se han reducido en un 90%, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero la mayoría de la población vive en la pobreza. Han mejorado las infraestructuras pero la riqueza sigue en manos de unos pocos.

“Somos un país que ha empezado de cero, que quiere desarrollarse. Vamos poco a poco. Creo que ahora una de las prioridades del gobierno es el desarrollo social, la educación, la sanidad. El 35% del total de nuestro presupuesto está dedicado a las políticas sociales”, explica el ministro de Hacienda de Guinea Ecuatorial, Marcelino Owono Edu.

El gobierno ecuatoguineano ha anunciado la creación de un fondo de 1.000 millones de dólares para reforzar la inversión extranjera en sectores diversos. Naciones Unidas insiste en la necesidad de conseguir una distribución igualitaria de la riqueza e inversiones a largo plazo.

Una idea que comparte el gobernador del Banco de los Estados de África Central (BEAC), Lucas Abaga Nchama: “Con el desarrollo de las infraestructuras, el país se ha organizado para intentar diversificar su economía, para salir de la situación de emergencia. El futuro, el verdadero polo de crecimiento es África, África Central. Y lo que estamos intentando es alcanzar un nivel sostenible y que perdure en el tiempo para cumplir con nuestros objetivos y dejar atrás la emergencia”.