Última hora

Última hora

David Cameron cancela un viaje a Israel y Palestina por las inundaciones en Reino Unido

Leyendo ahora:

David Cameron cancela un viaje a Israel y Palestina por las inundaciones en Reino Unido

Tamaño de texto Aa Aa

Son la consecuencia de las peores lluvias en Reino Unido desde 1766. Las inundaciones han paralizado la agenda de David Cameron, que ha tenido que cancelar un viaje a Israel y Palestina. Las críticas por años sin inversiones en sistemas contra una caída torrencial de agua han hecho mella y el primer ministro asegura que gastará el dinero que sea necesario.

Pero aún queda mucho por hacer, como explica un residente de Staines-upon-Thames, en Surrey. “La alcantarilla ha reventado detrás así que ahora tengo el agua de las cloacas que puede ver y oler a través de la cocina. La estoy intentando sacar por delante y viene más deprisa desde atrás. Hay un vecino que me ha dicho que ha vivido aquí durante 20 años, yo solo llevo cuatro, y en ese tiempo no ha visto unas inundaciones así.”

Cerca de mil personas han sido evacuadas desde finales de enero por las precipitaciones durante ese mes y diciembre. Las quejas por las medidas tomadas se multiplican entre la ciudadanía. “Hay maneras de evitar que las cosas empeoren y los cierres de las carreteras no están siendo reforzados. Hay gente que está perdiendo sus coches porque no están viendo lo que dicen las señales. En nuestro caso cada vez que alguien pasa con su vehículo eleva el nivel del agua en nuestras casas unas pulgadas más.”

El ministro de Defensa mantiene que ha desplegado a 1.600 militares aunque todavía no se ha podido recuperar la normalidad. Ayer la línea de tren que une Londres y Reading, una de las más frecuentadas, sufrió importantes perturbaciones.

“La policía asegura que aquí y en el condado vecino hay zonas destrozadas y los responsables de seguridad dicen que nunca han tenido que lidiar con tantas alertas por inundaciones. Algunas áreas han sufrido una caída de agua dos veces superior a la media mensual y oficialmente es el comienzo de año más húmedo en 250 años. Y los meteorólogos aseguran que todavía queda más por llegar”, concluye desde Staines-upon-Thames Emily Dexter, corresponsal de Euronews.