Última hora

Decenas de vuelos cancelados, largas colas y muchas horas de espera en el aeropuerto de Frankfurt.

Es el resultado de la huelga que protagonizan desde las dos de la madrugada los empleados de la seguridad privada del principal aeropuerto alemán y el tercero más importante de Europa.

“Nuestra empresa ha presentado una oferta que simplemente no es aceptable. Estamos en un aeropuerto internacional y vivimos en una región donde los alquileres son muy caros y los salarios son demasiado bajos en comparación”, ha declarado Raimund Istepski, empleado de Fraport Security Services.

Los trabajadores exigen un salario de 16 euros la hora, frente a los 10 actuales. La patronal les ofrece 12,76 euros la hora.

“Doce horas de retraso. Nuestro avión ha sido cancelado. Estamos de vuelta y ahora aquí… Es increíble”, ha señalado una viajera francesa.

El paro está siendo seguido por el 90% del personal de seguridad del aeropuerto de Frankfurt. Esta huelga es una advertencia para no implicar al personal a nivel nacional, si no avanzan las negociaciones, que deben retomar el próximo 5 de marzo.