Última hora

Última hora

Tensa calma en Kiev, sumergida en el horror

Leyendo ahora:

Tensa calma en Kiev, sumergida en el horror

Tamaño de texto Aa Aa

Una tensa calma se ha instalado en el centro de Kiev, tras la jornada más sangrienta de la historia reciente de Ucrania.

Según el ministerio del Interior, no lejos de la Plaza de la Independencia, un grupo de manifestantes ha disparado contra policías y ha tratado de avanzar hacia el Parlamento. Aunque no hay otras fuentes que lo confirmen.

Por otro lado, el líder opositor Arseni Yatseniuk ha dicho que policías armados entraron en el recinto del Parlamento, aunque fueron desalojados, según ha indicado el presidente de la Cámara.

“Éramos esclavos, interiormente, y hemos luchado contra ello. Ya no somos esclavos”, señala una manifestante.

“Queremos decir que tienen que acabar con todo esto. ¡Basta ya de sangre! ¿Cuánta se ha derramado ya? Sólo hasta ayer más de 75 personas habían perdido la vida”, dice un manifestante.

Ayer fue la jornada más sangrienta. Muchas de las víctimas cayeron por disparos de francotiradores, apostados en edificios oficiales y hoteles como el Ucrania, donde se alojan muchos de los corresponsales extranjeros.

El ruido de los Kaláshnikov se mezclaba con el de palos, barras metálicas, cócteles molotov y granadas aturdidoras.

Las últimas cifras oficiales hablan de 77 muertos, entre manifestantes y policías, desde que comenzara el baño de sangre, el martes. La oposición ucraniana asegura que los fallecidos superan el centenar.

Los cadáveres se amontonan en las calles de Kiev y hoteles o cafeterías se han convertido en hospitales y morgues improvisados.