Última hora

Última hora

Sochi: los héroes y las grandes decepciones

Leyendo ahora:

Sochi: los héroes y las grandes decepciones

Tamaño de texto Aa Aa

No faltaron los héroes en los Juegos de Sochi. Sin embargo, un nombre destaca entre todos los demás: el de Ole Einar Bjoerndalen. El biatleta noruego no partía en el grupo de grandes favoritos, pero termina la cita como el más laureado de la historia de los Juegos de Invierno. Con dos oros en Sochi, superó al no menos legendario esquiador Bjorn Daehlie. Incluso pudo haber ganado un oro más en el relevo masculino, pero los errores de su compañero Svendsen se lo impidieron.

Por otro lado, Darya Domracheva llegó a Sochi como la Gran Dama del biatlón femenino y justificó ese calificativo con las medallas de oro en persecución, individual y salida en masa. La falta de un equipo fuerte no permitió a Domracheva competir por una medalla en el relevo.

Marit Bjoergen representa la hegemonía noruega en el esquí femenino. La quinta plaza en el relevo fue la única mancha en el expediente del equipo escandinavo. Bjoergen vuelve a casa con tres títulos de campeona olímpica y acumula seis en total en su palmarés.

El mejor equipo de los Juegos es la escuadra holandesa de patinaje de velocidad liderada por Sven Kramer. Se llevaron un total de 23 medallas. En ninguna otra disciplina se ha visto una superioridad tan clara como la de los holandeses. La otra cara de la moneda fue la pista corta, en la que solo se colgaron un metal.

La lista de mayores decepciones la encabeza el esquiador noruego Aksel Lund Svindal, que aspiraba al oro en descenso, Super-Gigante, Supercombinada y Eslalon Gigante, pero se marchó de Sochi sin ningún metal individual en sus manos.

Tampoco estuvo a la altura otro noruego, el esquiador de fondo Petter Northug, que ni siquiera tuvo la oportunidad de brillar en su especialidad, el esprín final. El doble campeón olímpico en Vancouver y nueve veces campeón del Mundo, no ganó ninguna medalla en Sochi.

El Usain Bolt del snowboard, Shaun White, partía como el gran favorito para hacerse con la medalla de oro en la disciplina de halfpipe, de la que es el gran dominador. Pero un grave error le costó no solo la victoria, sino también su presencia en el podio.