Última hora

Última hora

Yanukóvich: su portazo a Europa firma el final de su carrera política

Leyendo ahora:

Yanukóvich: su portazo a Europa firma el final de su carrera política

Tamaño de texto Aa Aa

Con su “No” al Acuerdo de Asociación que la UE ofreció a Ucrania, Viktor Yanukóvich firma el final de su largo y sinuoso recorrido político.

Porque el presidente ucraniano no firma, pero va a Vilna para no cerrar del todo la puerta a Europa que él mismo había incluído en su programa como “objetivo estratégico” para Ucrania.

Yanukóvich sí firma en Moscú. El presidente Putin le ofrece una bajada de los precios del gas y una ayuda financiera para aliviar una economía al borde del precipicio.

Una elección que devuelve a Yanukovich a su pasado de político surgido de la nomenklatura muy cercano a Rusia.

En 2004, el exgobernador de Donetsk y por entonces primer ministro de Leonid Kuchma,

se lanza a la conquista de la presidencia de Ucrania con el apoyo del Partido de las Regiones. Su adversario es el liberal proeuropeo Viktor Yushenko.

La partida se salda con un fracaso para él, ya que tras la anulación por fraude de la segunda vuelta de los comicios, Yushenko, su rival, se hace con la victoria.

Pero en las elecciones de 2010, Yanukóvich se toma la revancha frente a la líder de la Revolución Naranja,

Yulia Timoshenko, y gana las presidenciales con un programa ambiguo que defiende la neutralidad de Ucrania en términos de seguridad, pero fija el rumbo estratégico hacia la integración en la UE.

No concluye su mandato. Su giro en el último minuto sobre Europa desencadena una reacción virulenta que no se esperaba. Durante tres meses, echa un pulso con los opositores atrincherados en Maidán.

Yanukóvich intenta ganar tiempo primero, atemperar después, para apostar abiertamente por la fuerza como último recurso.

Destituido de sus funciones por el Parlamento, abandonado por su partido, desaparece del mapa el 21 de febrero de 2014 tras denunciar un golpe de Estado.