Última hora

Última hora

Tom Enders: "Airbus intenta librar los aviones lo más rápido posible"

Leyendo ahora:

Tom Enders: "Airbus intenta librar los aviones lo más rápido posible"

Tamaño de texto Aa Aa

Airbus mejora su rentabilidad y gana en 2013 un veintidós por ciento más que el año anterior. El grupo aeronáutico europeo presentó un beneficio neto de 1.460 millones de euros, gracias sobre todo a la entrega récord de aviones comerciales pero también a su progresión en los sectores de defensa y el espacio. Signo de este avance, la cadencia de producción del A320 de medio recorrido se aumentará de 42 a 46 aparatos mensuales.

En 2013 Airbus libró 626 unidades y en total el grupo generó una facturación de casi sesenta mil millones de euros, un cinco por ciento más que en 2012. Su beneficio neto se increnentó exactamente en 260 millones de euros.

Para este año, la dirección prevé que el margen de rentabilidad siga aumentando. En los últimos meses, ha pesado sobre el grupo la inversión necesaria para el nuevo A350 de medio y largo recorrido, cuya primera entrega debe realizarse a finales de este año.

Por otra parte, Airbus se halla en plena reestructuración de sus sectores de defensa y espacio por una menor demanda. En el caso de la defensa, el futuro del avión de combate Eurofighter está en cuestión porque Alemania acaba de anular sus pedidos de los años noventa.

Giacomo Segantini, redactor de Euronews, conversó con el director general de Airbus Group, Tom Enders, que se encontraba en la ciudad francesa de Toulouse para la presentación de resultados de la compañía.

Giacomo Segantini, euronews:
Hay un gran contraste entre la demanda en Europa y otros mercados. Dado que el ritmo de crecimiento se acelera en regiones como Oriente Próximo, ¿espera que el grupo también se convierta en más global en términos de producción?

Tom Enders, director general de Airbus Group:
“Evidentemente. El grupo Airbus ya es casi internacional si se compara con lo que éramos hace cinco o diez años. Se nota un notable contraste porque se ha hecho un gran trabajo para internacionalizarse. Por ejemplo, construyendo una cadena de montaje en China que opera con gran eficencia. Y construyendo otra cadena en Estados Unidos, uno de los mayores mercados, en Mobile, Alabama. Además, de muchos centros de ingeniería en todo el mundo”.

euronews:
Resultados brillantes de la división de aviones comerciales por un lado y profunda restructuración de las de defensa y espacio por otro. ¿Está ya marcado el rumbo para los próximos años? ¿Sigue con el objetivo de aumentar el margen de beneficios hasta el diez por ciento en 2015?

Tom Enders:
“Le puedo confirmar que estamos en camino. Hacemos progresos año tras año. Si tenemos en cuenta que el programa del A350 nos ha hecho moderar el objetivo del diez al siete u ocho por ciento de margen algo que ya explicamos a los inversores el año pasado, en 2013 también avanzamos en este sentido.

Y, respecto a la reestructuración en espacio y defensa, lo que queremos es generar más rentabilidad, más competitividad en estas divisiones en el futuro. Los progresos de los últimos doce meses me hacen sentir confiado en que alcanzaremos estos objetivos”.

euronews:
Hay quien dice que el cambio real en los próximos años es poder mantener el ritmo de producción y entregas. ¿Es así o le preocupa más que los clientes cancelen de repente sus encargos?

Tom Enders:
“En este aspecto, estamos bastante tranquilos. Ahora mismo, tenemos más de quinientos aviones por construir. Y, solo el año pasado, sumamos 1.500 nuevos encargos. Al mismo tiempo, nuestro ritmo anual de entregas es de unos seiscientos aparatos. E intentamos librar los aviones lo más rápido posible. Recientemente decidimos volver a incrementar nuestra producción: en la familia de los A320, pasaremos de 42 a 46 unidades mensuales en 2016. Y estudiamos futuros incrementos del ritmo en la cadena de montaje para los años siguientes”.

euronews:
Tras su último plan de ajuste, hay quien manifestó el temor de que la falta de nuevos proyectos de aviones pese sobre los puestos de trabajo, especialmente en las empresas proveedoras de ingeniería. ¿Están ralentizando el ritmo para dar más tiempo a la compañía para absorver los costes?

Tom Enders:
“Está claro que, cuando desarrollas aviones nuevos, puedes acabar gastando diez, doce, quince mil millones más si te equivocas. Si rediseñas un aparato como hicimos con el A320, el coste es menor. Aunque lo más importante es un desarrollo gradual.

Eso no quiere decir que paremos completamente los nuevos programas. Mantendremos nosotros mismos la investigación y desarrollo. Pero nunca dimos una garantía a nuestros ingenieros o nuestros proveedores de que seguiríamos aumentando para siempre nuestras tropas. Pueden haber altos y bajos, variaciones. En general, esperamos ser tan creativos como innovadores tal como lo fuimos en el pasado. Quizás un poco diferentes de lo que fuimos en décadas pasadas”.