Última hora

Última hora

'Gravity': un nuevo espacio para el análisis del fin de semana en los deportes de invierno

Leyendo ahora:

'Gravity': un nuevo espacio para el análisis del fin de semana en los deportes de invierno

Tamaño de texto Aa Aa

Kjetil Jansrud confirma su reinado en Noruega después de proclamarse campeón olímpico de SuperGigante.

Andrea Fishbacher es la nueva emperatriz austriaca coronada en tierras suizas.

Severin Freund, casi imbatible en un fin de semana mágico.

Todo esto y más forma nuestro menú en ‘Gravity’, nuestro nuevo programa sobre deportes de invierno.

Comenzamos ya con nuestro primer episodio.

Noruega puede haber encontrado su nuevo rey, Kjetil Jansrud. El campeón olímpico en Super Gigante en Sochi, ganador del descenso del viernes, se ha impuesto también este domingo en su disciplina favorita y en su pista preferida: Olympiabakken.

Ante su público, en la estación noruega de Kvitfjell, Jansrud se ha subido a lo más alto del podio en el Super Gigante. Lo ha hecho firmando un tiempo de 1.31.39. Es su tercer triunfo en la Copa del Mundo, y todos ellos los ha logrado en esta misma pista.

A 26 centésimas del noruego terminó el suizo Patrick Küng, mientras que la tercera plaza fue para el austriaco Matthias Mayer.

Jansrud le robó protagonismo a su compatriota Aksel Lund Svindal. Este fin de semana ha rozado el podio pero no ha logrado subirse a él: ha sido quinto, sexto y cuarto este domingo. A pesar de ello, se ha asegurado dos títulos mundiales.

El Globo de Cristal de Super Gigante y el de Descenso ya tienen su nombre. Además, sus actuaciones de este fin de semana le han servido para encaramarse de nuevo al liderato de la clasificación general por delante de Marcel Hirscher. Ahora la diferencia entre ambos es de 77 puntos.

Es una de las imágenes impactantes del fin de semana: la caída de Ondrej Bank.

El veterano esquiador checho se golpeó en un hombro en una curva a alta velocidad, lo que le desequilibró completamente.

Aunque pasó varios minutos sobre la superficie hasta que llegó la ayuda, no parece tener ninguna fractura. Afortunadamente, no tuvo la misma mala suerte que Matthias Lanzinger, al que le amputaron la pierna izquierda después de una caída aquí mismo en 2008.

Todo el mundo esperaba a las esquiadoras suizas para que se lucieran en casa, en Crans Montana.

Lara Gut, que había ganado en la única sesión de entrenamiento en la difícil pista de Mont-Lachaux, no respondió a las expectativas. Lo mismo que Marianne Kaufmann-Abderhalden, la más rápida en Val D’Isère hace unos meses.

Mientras, la campeona olímpica en Sochi Dominique Gisin fue solamente décima, un resultado bastante pobre de acuerdo con su nuevo estatus. Por lo tanto, los grandes nombres tuvieron las puertas abiertas para ganar.

Sin embargo, el triunfo al final fue para la austriaca Andrea Fischbacher. Cuatro años después de su última victoria en la Copa del Mundo, la centroeuropea se coronó en el descenso de Crans Montana. Superó el empuje de dos de las grandes favoritas: su compatriota Anna Fenninger, que acabó finalmente segunda a solo quince centésimas de la vencedora; y la eslovena TIna Maze, que ya había demostrado en Sochi su regreso a su mejor versión. Las austriacas coparon seis de quince primeras plazas. Mientras, la alemana Maria Hoefl-Riesch, que continúa líder tanto de la especialidad como de la clasificación general, se conformó con la novena posición.

Severin Freund parece ir un paso por delante de sus rivales desde que terminaron los Juegos Olímpicos de Invierno. El saltador alemán, que ya había ganado en Falun y en Lahti, se ha quedado solo a un paso de firmar un triplete. Le faltaron menos de cuatro puntos para unirse a Sven Hannavald como leyenda alemana de la disciplina de saltos de esquí.

Solo el ambicioso Kamil Stoch ha podido con Freund en el segundo evento del fin de semana disputado en la estación finlandesa de Lahti. El polaco, que consigue su quinta victoria de la temporada y retoma el liderato de la clasificación general, aventajó al alemán en solo 3.6 puntos, después de saltar 131 y 134.5 metros. Freund, por su parte, firmó dos saltos de 131.5 y 129.5 metros. Es la cuarta vez que se sube al podio en los últimos días, después de haber terminado ayer segundo en la competición por equipos. En la prueba de este domingo, la tercera plaza fue para el austriaco Gregor Schlierenzauer.

‘Gravity’ termina por hoy. Nos vemos la próxima semana para comprobar quién es el mejor en este arriesgado juego: el de desafiar a las leyes de la gravedad.