Última hora

Última hora

Crimea: las autoridades separatistas trabajan para ganar el referéndum

Leyendo ahora:

Crimea: las autoridades separatistas trabajan para ganar el referéndum

Tamaño de texto Aa Aa

Las autoridades separatistas de Crimea están movilizando a la mayoritaria población rusa y rusoparlante para garantizar la victoria en el referéndum del día 16.

Ya se ha acuñado la papeleta electoral. Contiene dos preguntas, en ucraniano, ruso y tártaro: ¿Quiere que Crimea se una a la Federación Rusa? ¿Quiere que Crimea regrese a la Constitución de 1992 y siga siendo parte de Ucrania?

“Si alguien quiere venir a ver cómo los ciudadanos de Crimea y Sebastopol votan que vengan y lo vean. Nadie podrá negar la legitimidad de esa consulta”, decía el alcalde interino de Sebastopol, Dmitri Belik.

Aunque muchos habitantes de Crimea están confusos y tienen miedo al futuro, otros tienen las cosas muy claras. El Gobierno de Crimea estima que más del 70% de la población apoyará la reunificación con Rusia.

“Por supuesto que votaré por que Crimea y Sebastopol se unan a la Federación Rusa, y quiero explicar por qué. Durante los 22 años de independencia, por desgracia, este país no ha hecho nada para que sintamos que Ucrania es nuestra patria y no sólo un lugar de residencia”, señalaba Vladímir Udaloskin, habitante de Sebastopol.

Los partidarios de seguir en el seno de Ucrania abogaron por la paz y por la expulsión de las tropas ocupantes rusas, en un mitin en Simferópol.

Entre los que se oponen a la escisión, la minoría tártara, que ha instado a los crimeos a boicotear la consulta del día 16, que consideran “anticonstitucional”.

“Decidieron celebrar un referéndum el día 16 (de marzo). Pero incluso antes de hacerlo, a día de hoy, casi están diciendo que Crimea es Rusia. Entonces el referéndum del día 16 es para a refrendar esta decisión. Por supuesto, es desagradable”, declaraba Delyaver Rheshetov, líder de la patrulla de autodefensa de los tártaros de Crimea en el barrio Ak-Mechet, de Simferópol.

Los tártaros de Crimea aseguran que el resultado está ya decidido y piden a la comunidad internacional que presione a Rusia para poner fin a la crisis.