Última hora

Última hora

Los desafíos tecnológicos de "Gravity"

Leyendo ahora:

Los desafíos tecnológicos de "Gravity"

Tamaño de texto Aa Aa

Con siete premios Óscar, “Gravitiy”, del mexicano Alfonso Cuarón, ha sido todo un desafío tecnológico para sus creadores.

Cuatro años de rodaje pero también cuatro años de intenso desarrollo tecnológico para hacer la película realidad.

Muchos de los efectos del filme fueron diseñados por la empresa londinense Framestore.

Alexis Wajsbrot fue el encargado de supervisar los efectos. Para él, los efectos especiales basados en imágenes generadas por ordenador, han sido la característica principal de la película.

“Lo más importante de “Gravity” es que todo se hizo por ordenador: la ropa, los cuerpos, los cascos, los trajes, etc… todo son imágenes generadas por ordenador. Después teníamos que volver a colocar las caras en nuestro programa de 3D y decidir en dónde se encontraría la cámara”, explica Wajsbrot.

“Podemos trabajar con imágenes en dos dimensiones, añade. Eso significa que si Alfonso quiere reajustar un plano tenemos algo de libertad, algo de margen, pero si lo mueves mucho queda mal. Tuvimos bastate libertad para, digamos, reanimar la cámara basándonos en lo que se había hecho en el rodaje, los cuerpos moviéndose en el espacio. Sin embargo fuimos totalmente libres para controlar los brazos, las piernas y reanimarlo un poco todo”.

Antes de que los actores empezasen a trabajar, el director, Alfonso Cuarón, ya había animado toda la película, plano a plano, con el objetivo de determinar lo que quería exactamente en el rodaje.