Última hora

Última hora

Fantasporto, lo mejor del cine fantástico

Leyendo ahora:

Fantasporto, lo mejor del cine fantástico

Tamaño de texto Aa Aa

En la guerra entre zombis y vampiros son los zombis los que ganan, al menos en Fantasporto, el Festival Internacional de Cine de Oporto. “Miss Zombie”, del director japonés Hiroyuki Tanaka, ha sido la película ganadora en la sección de cine fantástico de este festival que se celebra cada año en la ciudad portuguesa.

Para el director griego, Vassilis Mazomenos, miembro del jurado del festival, se trata de una película excelente “por su visión y por su dirección, es una película única”, asegura.

“Ha sido un festival diferente a los anteriores, con una mayor carga fantástica, explica Mário Dorminsky, director de Fantasporto. Hemos concentramos en la Semana de los Directores aquellas películas que consideramos más interesantes de cara al público más cinéfilo”.

“Para la ciudad de Oporto este festival es muy importante, asegura Rui Moreira, alcalde de la ciudad. Estoy seguro de que seguiremos apadrinándolo, en la medida de lo posible, porque basta con ver esta sala llena de gente a estas horas de la noche para entender que existe un público cinéfilo, que sabe y quiere ver cine, que quiere aplaudir, que sabe esperar y que sabe también que esto es algo que merece la pena mantener”.

Fantasporto ha contado este año con once preestrenos mundiales. Directores de todo el mundo han elegido Oporto para presentar sus últimos trabajos.

Como Olivier Beguin, director suizo, ganador del Premio especial del Jurado este año. Beguin presentó en Oporto su película “Chimeres”.

El protagonista, Yannick Rosset, cree haberse convertido en un vampiro tras una transfusión de sangre en Rumanía.

“Sabía que quería hacer una película fantástica, explica Beguin, al principio pensamos en hacer una de monstruos pero los vampiros quedaban mejor en la historia que queríamos contar y se adaptaban mejor a nuestro presupuesto. En fin, no podíamos hacer Godzilla, no teníamos dinero así que tomamos esta decisión”.

“Cuando el protagonista se mira al espejo ve algo muy, muy, violento, con mucha sangre, algo extremadamente animal, pero en realidad solo está enfermo, cansado, herido, y eso es lo que más me interesó”, asegura Rosset.

Pero en Fantasporto también se premiaron películas que no tienen nada que ver con el género fantástico.

El Premio de la Crítica recayó sobre la película turco-ucraniana “Love Me”. La historia de un flechazo entre un hombre y una mujer que no hablan la misma lengua. Maryna Gorbach y Mehmet Bahadir Er son sus directores.

La comedia “Isteni mûszak”, del director húngaro Mark Bodzsar, se llevó el premio de la Semana de los Directores.

“Este premio es muy importante para mí porque se trata de mi primera película. Tras Luxemburgo, este ya es el segundo premio que recibe”, explica Bodzsar.

“Ya nadie tiene miedo a los vampiros. Aunque, una vez más, se encuentran en la ciudad. Oporto ya forma parte del circuito de festivales de cine europeos, sobre todo, los dedicados al género fantástico. Este año, las novedades han sido la apuesta de Fantasporto, primeras obras y preestrenos mundiales”, asegura nuestro enviado especial, Ricardo Fugueira.