Última hora

Última hora

Calma en Crimea en la víspera del referéndum secesionista

Leyendo ahora:

Calma en Crimea en la víspera del referéndum secesionista

Tamaño de texto Aa Aa

“Juntos con Rusia”. Todos los carteles electorales invitan a votar a favor de la escisión de Ucrania. Un día antes del controvertido referéndum, la situación en la capital Simferópol es de calma. Los agentes de policía y los antiguos miembros de la Berkut, la fuerza antidisturbios desmantelada por las autoridades de Kiev, son omnipresentes.

Los rusos de Crimea esperan con ansiedad la reunificación con Rusia.

“Mi sensación es que todo bulle dentro de mí. Mi corazón late con fuerza por Rusia, porque Rusia es una palabra que hace sentir orgullo: Rusia”, dice una mujer.

La minoría tártara, que representa al 12 por ciento de los crimeos, ha llamado al boicot del referéndum. El viernes, se congregaron a las afueras de Simferópol para defender la unidad territorial de Ucrania.

“No queremos vivir bajo la ley rusa, queremos vivir en Ucrania. Ucrania es un Estado democrático. En Rusia no hay democracia. Queremos vivir libremente, queremos ser libres, no queremos ser esclavos”, dice un tártaro.

Aunque el Tribunal Constitucional de Ucrania ha declarado inconstitucional el plebiscito y los observadores de la OSCE no acudirán a Crimea, las autoridades de la península han dejado claro que el referéndum será legal, independientemente del nivel de participación.