Última hora

Última hora

Robots y protección de datos en la CeBIT de Hanóver

Leyendo ahora:

Robots y protección de datos en la CeBIT de Hanóver

Tamaño de texto Aa Aa

Robots útiles como “Roboy” han sido este año los protagonistas de la CeBIT, la feria de informática más importante del mundo que se celebra en la ciudad alemana de Hanóver.

“Roboy” fue diseñado por científicos suizos y alemanes para facilitar el trabajo de doctores e investigadores.

Otro de los robots presentes en la feria fue “Charlie”, el robot del espacio, con sensibilidad en los pies y una espina dorsal flexible.

“Hemos colocado más de 60 sensores en los pies de Charlie. Después de haber trabajado con todo tipo de datos, solo los resultados llegan al ordenador principal. Su espina dorsal es flexible y puede moverse en todas direcciones, sus movimientos se parecen mucho a los de los humanos”, explica Dabiel Kuehn, responsable del proyecto.

El centro de investigación trabajó con chimpancés para desarollar las herramientas necesarias a la hora de diseñar un robot destinado a trabajar en el espacio.

La protección de datos fue otro de los grandes temas de la CeBIT de Hanóver. Varias compañías presentaron sus propuestas para garantizar la seguridad de los teléfonos inteligentes.

Aplicaciones como “Secure Call”, diseñada conjuntamente por British Vodafone y la compañía alemana que garantiza la protección del teléfono de la canciller Angela Merkel, podrían acabar con el robo de datos privados de nuestros teléfonos móviles gracias a la codificación de las conversaciones.

La firma británica Tento Technologies, presentó en Hanóver un nuevo sistema de contraseñas basado en la codificación visual.

“Registra una imagen y la divide en dos. Una de ellas la imprimimos en la tarjeta y la otra la colocamos en la pantalla de nuestro ordenador”, explica Howard Yates, de Tento Technologies.
 
Bundesdruckerei, la empresa que fabrica en Alemania los billetes, los sellos o los documentos de identidad, tamién presentó sus propuestas para proteger la identidad de los viajeros, por ejemplo, en un aeropuerto.

El sitema, bautizado como Full ID, realiza de manera automática y en apenas unos segundos los controles necesarios.