Última hora

Última hora

Putin califica Crimea de "tierra santa rusa" tras firmar la anexión de la península a orillas del Mar Negro

Leyendo ahora:

Putin califica Crimea de "tierra santa rusa" tras firmar la anexión de la península a orillas del Mar Negro

Tamaño de texto Aa Aa

Al dirigirse a los diputados en el Kremlin, el presidente ruso declaró ayer que el hecho de que Crimea “es parte fundamental de Rusia es indiscutible” y después se dió un baño de multitudes en la Plaza Roja, donde varios miles de sus seguidores celebraron la integración crimea.

Vladimir Putin, Presidente de Rusia:

“ Queridos ciudadanos de Rusia, queridos crimeos, residentes de Sebastopol, tras un largo y azaroso viaje Crimea y Sebastopol han vuelto a casa”

Putin considera que el 96 por ciento de votos favorables en el referéndum del domingo no deja lugar a dudas de la legitimidad de la anexión. Reacciones en Simferópol, capital de Crimea:

“ Estoy muy contenta de que volvamos a ser parte de Rusia, es una alegría enorme para todos nosotros. Tendremos acceso a una buena educación y nuestra vida será maravillosa”

“ Si regresa la Unión Soviética sería maravilloso. Bielorrusia, Rusia, Ucrania, Alaska, todos somos hermanos, estamos todos juntos porque tenemos la misma sangre”

El tono es muy diferente en Kiev. en la Plaza de la Independencia- el icónico Maidán de la revuelta que destituyó a Yanukóvich- la partida de Crimea se vive como un desgarro y una humillación.

“ Me gustaría que Vladimir Putin dejara de burlarse de nuestro pueblo. Que se quede en Rusia y gobierne a los rusos, pero que no toque a nuestra gente ni torture a Ucrania”

“ Después de haber aprobado el referéndum crimeo a punta de pistola, ahora se ridiculiza ante el mundo entero. Espero que la comunidad internacional en su conjunto rompa relaciones con él”

Ante esta política de hechos consumados las reacciones no escasean, pero con un alcance limitado. En todo caso, nada que parezca inquietar demasiado a Moscú. Europa y Estados Unidos reflexionan sobre nuevas sanciones a Rusia, mientras la OTAN advierte a Putin de que se “adentra” por una senda peligrosa con la anexión de Crimea.