Última hora

Última hora

Cumbre UE - EEUU: encuentros y desencuentros

Leyendo ahora:

Cumbre UE - EEUU: encuentros y desencuentros

Tamaño de texto Aa Aa

La última vez que Barack Obama se reunió con los líderes de las instituciones europeas fue en junio del año pasado, en Irlanda del Norte, para anunciar el inicio formal de las negociaciones para firmar un acuerdo transatlántico de libre comercio (TTIP). El objetivo era, aseguraron, impulsar el crecimiento económico en ambas orillas del océano.

Algo que no gustó a muchos activistas y protestaron así, tirando leche a la Comisión Europea, en Bruselas, alegando que este acuerdo pone en peligro el medioambiente y la salud.

Pero el acuerdo también se ha visto empañado por otros escándalos, como el caso del espionaje masivo de EEUU revelado por el antiguo técnico de inteligencia estadounidense Edward Snowden. El Parlamento Europeo amenazó con bloquear el acuerdo si no cesaba la vigilancia digital.

Con la crisis de Ucrania, sin embargo, Estados Unidos y Europa han acercado posturas. Los dos han impuesto sanciones contra Rusia y han condenado la anexión de Crimea. La Unión Europea amplió la semana pasada la lista de personalidades sancionadas.

Esta mujer, la secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos para Asuntos Europeos, protagonizó otro momento embarazoso para Washington cuando habló con el embajador de Estados Unidos en Ucrania y utilizó un lenguaje poco diplomático refiriéndose a la Unión Europea. Una llamada que se filtró en internet. Después ella pidió disculpas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, estará en Bruselas el miércoles. Es su primera visita a las instituciones europeas y Crimea será uno de los temas principales de la cumbre que van a celebrar los dos bloques. Hemos hablado con el embajador de la Unión Europea en Estados Unidos, João Vale de Almeida.

Isabel Marques da Silva, euronews:
Sabiendo que la Unión Europea y Estados Unidos tienen relaciones de interdependencia diferentes con Rusia, ¿Cómo pueden los dos bloques complementar una acción, sobre todo en lo que respecta a las sanciones económicas?

João Vale de Almeida, Embajador de la UE en EEUU:
“Estados Unidos se ha comprometido con nosotros en la democratización de Europa, en la apertura de Europa, en la consolidación del fin de la Guerra Fría. De lo que se trata aquí es simplemente de una violación de al integridad territorial y de la soberanía de Ucrania por parte de Rusia. Condenamos este acto y no reconocemos la anexión de Crimea”.

euronews:
Pero la amenaza secesionista sigue ahí y veremos qué pasa ahora con el este y el sur de Ucrania, donde las fuerzas rusas siguen muy activas.

João Vale de Almeida:
“Es evidente que estamos muy atentos, tanto los europeos como los estadounidenses. Los mensajes que salieron del Consejo Europeo fueron muy claros con respecto a la dureza, al aumento y la extensión de las sanciones, algo que sigue la misma línea que la posición estadounidense”.

euronews:
Quería preguntarle ahora sobre el acuerdo de lilbre comercio que están negociando Estados Unidos y la Unión Europea. Estados Unidos, como sabemos, ha hecho una gran inversión para explotar gas de esquisto pero por el momento no exporta. ¿Este punto podría incluirse ahora en las negociaciones para que a medio plazo Europa pudiera importar gas de esquisto estadounidense?

João Vale de Almeida:
“Tiene razón, la energía es cada vez más un factor decisivo de la política exterior. Estados Unidos han hecho una especie de revolución energética en los últimos años, con nuevas tecnologías, nuevos descubrimentos físicos y geológicos hasta el punto de ser casi autosuficientes en materia de energía pero sin embargo esa capacidad de compartir con el exterior está limitada por las leyes estadounidenses. Y creo que es una cuestión que se tiene que poner sobre la mesa”.

euronews:
Lo que preocupa a muchos europeos son los cambios a nivel técnico y legal para las importanciones de productos, que pueden alterar los altos estándares que existen en Europa sobre la protección de los derechos de los trabajadores, la salud pública o el medio ambiente. Como por ejemplo los productos con transgénicos, con hormonas…

João Vale de Almeida:
“Todos esos temores son infundados. Europa no va a reducir sus niveles de protección, ya sea en términos medioambientales, sociales o de derechos de los consumidores por un acuerdo comercial . Ni siquiera con Estados Unidos. Si Estados Unidos y Europa consiguen llegarse a entender para regular todas esas cuestiones estarán mandando un mensaje al resto del mundo, a China, Brasil, India, a los países emergentes y a Rusia también, un mensaje diciendo que responden a estas cuestiones, en la escena internacional, de manera muy exigente”.

euronews:
A pesar de que ahora hay menos tensiones en relación al espionaje electrónico, lo cierto es que la ciberseguridad sigue siendo un tema muy importante para los europeos. ¿La Administración Obama está preparada para revisar su legislación nacional y dar garantías de una mayor privacidad, por lo menos para participar en un tratado internacional con la mediación de las Naciones Unidas?

João Vale de Almeida:
“La Administración Obama reconoce la sensibilidad europea en este tipo de cuestiones. Reconoce que hay un problema y que es necesario resolverlo. Ya se han hecho grandes progresos y se han tomado medidas importantes y se va a seguir trabajando. Los ciudadanos piden seguridad pero también quieren que se respete su privacidad”.