Última hora

Última hora

Cesan a un obispo alemán por derrochar el dinero de los fieles

Leyendo ahora:

Cesan a un obispo alemán por derrochar el dinero de los fieles

Tamaño de texto Aa Aa

Se llama Franz-Peter Tebartz van Elst, era el titular de la diócesis católica de Limburg hasta que el 20 de octubre pasado puso su cargo a disposición del papa Francisco. Dimisión que el pontífice ha aceptado.

El caso ha llevado a la Congregación para los Obispos a abrir una profunda investigación como señalaba el arzobispo de Múnich, Reinhard Marx: “Una cosa está bien clara, haremos un considerable esfuerzo para mejorar el nivel de transparencia de las finanzas de la Iglesia y los mecanismos de control”.

Los hechos probados parecen claros. Gastó 31 millones de euros en las obras de la nueva residencia episcopal. Además para evitar el escándalo presentó una contabilidad falsa, que acreditaba un coste inferior a los 10 millones de euros.

La indignación en Limburg es total: “Hay tantos países pobres dónde el dinero es tan necesario” —decía Inge Henrich— “y él malgastando en su propio beneficio. No hay derecho”.

Otra vecina de la ciudad, Gisela Axer, comentaba: “Desde mi punto de vista, no hay derecho a tal derroche de dinero como ha sucedido aquí. Y además que sea un obispo, y pienso que no es el único, todos en Limburg nos sentiremos aliviados si finalmente no vuelve”.

El Vaticano ha nombrado a un sustituto de forma interina y ha dejado al obispo dimisionario a la espera de destino.

El papa Francisco continúa dando muestras de autoridad y de austeridad, dos de las máximas de su pontificado.