Última hora

Última hora

Acaban con los vertidos, comiéndoselos

Leyendo ahora:

Acaban con los vertidos, comiéndoselos

Tamaño de texto Aa Aa

El océano se autoregenera. Los microorganismos limpian el agua absorbiendo las partículas contaminantes. Un proceso natural que lleva su tiempo.

Denis Loctier, Euronews:
“La estación turística se prepara en el contorno mediterráneo, el aspecto de muchas playas puede verse perturbado, en cualquier momento, debido a los accidentes de barcos con los derrames de petróleo que muchas veces conllevan, una pesadilla para las costas.”

No hace mucho, un carguero con cientros de toneladas de diesel desfiguró las rocas y las playas de esta isla griega. Una vez se acotó la zona contaminada, varias barcas estuvieron trabajando durante meses para extraer el vertido del agua. Un método imperfecto y penoso.

Vassilios Mamaloukas-Fragoulis, oceanógrafo y director de soluciones para emergencias marinas en Environmental Protection Engineering S.A:
“Esta tecnología tiene sus límites. El principal inconveniente es que el perímetro de seguridad no impide que parte del vertido se escape y, entonces, la tecnología actual no permite recuperar las pequeñas manchas, esos restos permanecen.”

¿Y si la solución fueran los microorganismos? Las bacterias pueden ingerir el vertido con más celeridad, ese es el objetivo de un proyecto de investigación europeo basado en Grecia.

Nicolas Kalogerakis, profesor de ingeniería bioquímica en la Universidad Técnica de Greta. Coordinador del proyecto Kill-Spill:

“El objetivo principal de nuestro proyecto es encontrar nuevas tecnologías que mejoren el proceso de biodegradación natural llevado a cabo por los microorganismos marinos. Lo estamos logrando gracias a una serie de medidas que aceleran la capacidad que tienen para ingerir el petróleo.”

Los investigadores están simulando un vertido para poner a prueba este nuevo método. En primer lugar, mezclan el petróleo con el agua con la ayuda de una sustancia biodegradable procedente de la fermentación de aceites vegetales.

Roger Marchant, Universidad de Úlster:

“Al rociar el petróleo con esta sustancia no desaparece, pero se dispersa en gotitas que son atatacas por los microorganismos que acaban descomponiendo el vertido.”

Estas bacterias no son fruto de una probeta, aparecen espontáneamente en el mar cuando se producen vertidos. El trabajo de estos ingenieros se concentra en acelerar su crecimiento.

Michail Yakimov, biólogo de micromarina,IAMC-CNR:

“Nuestro método consiste en tomar una muestra de agua contaminada del mar, la analizamos en el laboratorio y cultivamos los microorganismos que obtenemos de esta muestra. Generamos una una colonia que luego rociamos de nuevo sobre el vertido. Lo único que estamos haciendo es acelerar el proceso natural de autoregeneración marina.”

Para estimular el apetito de las bacterias, los investigadores añaden fósforo y nitrógeno. Estas partículas se comportan de manera más inteligente y saben liberar esos nutrientes cuando se encuentran en una zona contaminada.”

Philippe Corvini, biólogo mediambiental, University of Applied Sciences and Arts Northwestern Switzerland FHNW:

“Las bacterias, una vez se encuentran en el agua, tienen necesidades nutricionales, les hacen falta fósforo y nitrógeno.”

Patrick Shahgaldian, University of Applied Sciences and Arts Northwestern Switzerland, FHNW:

“Liberando esos nutrientes al contacto con las bacterias, éstas van a poder desintegrar las manchas de petróleo de manera más eficaz.”

Las bacterias se comen el petróleo y el plancton se come las bacterias, de esta manera la cadena alimenticia se perpetúa. Este proceso natural para limpiar los vertidos se generalizará en un futuro próximo.

www.killspill.eu