Última hora

Última hora

Rembrandt Bugatti en la Antigua Galería Nacional de Berlín

Leyendo ahora:

Rembrandt Bugatti en la Antigua Galería Nacional de Berlín

Tamaño de texto Aa Aa

Rembrandt Bugatti fue un maestro de la representación de animales en bronce.

Panteras, leones, hipopótamos o elefantes fueron inmortalizados por este escultor italiano en los años que precedieron a la Primera Guerra Mudial.

Ahora, la Antigua Galeria Nacional de Berlín celebra una exposición en la que pueden verse unas cien obras de Bugatti, de los animales europeos de sus primeros años a las piezas más exóticas y tardías del artista.

“Creo que Bugatti fue un artista muy serio. Él no representaba a los animales de manera heróica o luchando o como símbolo de las clases altas. Al contrario, Bugatti visitaba los zoológicos, allí se sentía protegido, aprovechaba los colores, las formas y los movimientos. La seriedad hizo de Bugatti un artista muy especial”, explica Philipp Demandt, director de la Antigua Galería Nacional de Berlín.

De hecho, Bugatti nunca viajó a África o a Asia. Nació en Milán en 1884 en una familia de artistas y muy pronto se mostró interesado por la escultura en bronce. Su primera exposición fue celebrada cuando él tenía apenas 16 años de edad.

Bugatti podía pasar hasta dos semanas observando a los animales antes de empezar a esculpir. El movimiento es una de las características de su obra.

“A veces colocaba una manzana al otro lado de la valla para que los elefantes tuviesen que doblarse y estirarse para alcanzarla. Era así como observaba la agilidad de esos enormes animales para poder esculpirlos”, explica Anke Daemgen, comisaria de la exposición.

Cuando estalló la Gran Guerra el zoológico de Amberes fue convertido en un hospital y sus animales sirvieron de comida. El conflicto también afectó al mercado del arte en Europa dejando a Bugatti en una difícil situación económica. En 1916, con apenas 31 años de edad, Bugatti se suicidó inhalando gas natural en su estudio.