Última hora

Última hora

La llamada de socorro de las Islas Marshall

Leyendo ahora:

La llamada de socorro de las Islas Marshall

Tamaño de texto Aa Aa

Situadas en el Océano Pacífico, las Islas Marshall están constituídas por 29 atonolones y cinco islas.

Como consecuencia del aumento del nivel del mar, la erosión amenaza ahora a esta pequeña República de 66,000 habitantes.

En Majuro, la capital, los habitantes observan con preocupación cómo las olas destruyen las barreras de protección.

“Si el mundo continúa de esta manera, con el mismo comportamiento, si se sigue contaminando como hasta hoy, entonces no estamos hablando de algo que ocurrirá en 100 años sino de algo que está ocurriendo ahora mismo”, asegura Tony De Brum, responsable gubernamental para el cambio climático.

La carretera que conduce a Laura, una de las playas cercanas a la capital, está totalmente inundada. El mar ha destruído las barreras.

Mientras la erosión sigue ganando terreno, las autoridades de estas islas deben hacer frente a las enormes consecuencias tanto físicas como económicas de este fenómeno.

“Somos como los canarios que morían en las minas para advertir a los mineros de que si no salían al exterior también morirían. Si lo daños llegan a provocar la evacuación de estas islas, eso querrá decir que también es demasiado tarde para el resto del planeta”, explica De Brum.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático ha celebrado recientemente una reunión en Japón para finalizar su segundo informe sobre el impacto del cambio climático en las sociedades del mundo.

“Una de las cosas que sabemos, gracias a nuestra experiencia, es que el aumento, aunque sea mínimo, del nivel del mar combinado con tormentas o grandes mareas puede provocar graves daños, y potencialmente, convertir a una de esas islas en un lugar inhabitable”, asegura Chris Field, responsable del Grupo de Expertos sobre el Cambio Climático.

Las Islas Marshall trabajan desde hace tiempo con la población para que el abandono de los combustibles fósiles se convierta en realidad. Además, en colaboración con otras islas cercanas, intentan movilizar a la comunidad internacional para que todos juntos podamos frenar las consecuencias del cambio climático.