Última hora

Última hora

Empresarias revolucionarias del Mediterráneo

Leyendo ahora:

Empresarias revolucionarias del Mediterráneo

Tamaño de texto Aa Aa

No es de extrañar que Luma Sukarieh, jordana de 20 años y estudiante de arquitectura e ingeniería, quiera “crear” energía. Su sonrisa, su dinamismo y la alegría que desprende cuando describe su proyecto de reciclaje aplicado a la construcción demuestran su voluntad de innovar y crear oportunidades para mejorar la vida de las personas.

La joven ganó el primer premio del proyecto “Jóvenes mujeres que crean empleo”, promovido por la Asociación de Organizaciones de Empresarias del Mediterráneo ( AFAEMME ), que marcó el final de la primera fase de un proyecto puesto en marcha hace un año. El objetivo es fomentar el espíritu empresarial y el autoempleo entre las jóvenes que están terminando sus estudios universitarios.

“Aprendí que lo más importante es conocer el mercado, el nicho donde hay necesidad de ideas nuevas y aprovechar ese espacio. Y también tenemos que saber promover nuestra idea en las redes sociales como Twitter o Facebook y conseguir convencer a los inversores”, ha explicado Luma Sukarieh, orgullosa del premio por haber creado, con otras tres chicas, un proyecto de desarrollo sostenible.

Por una parte se recicla el vidrio usado para crear paneles que se utilizarán en los hogares. Se consigue ahorrar recursos para dar una nueva vida a la materia prima. Por otra, esos paneles se incorporan a células fotovoltáicas que captan la luz solar y permiten ahorrar consumo de otras fuentes de energía.

Proporcionar las herramientas

“Durante la formación enseñamos las herramientas necesarias para poner en práctica una buena idea a través de una proyecto empresarial y las jóvenes se dan cuenta de que no es tan difícil hacerlo. Con apoyo para buscar financiación y alguien para aclarar sus dudas, pueden avanzar fácilmente. El 90% de las jóvenes tienen sobre todo dudas sobre la financiación, pero no de sus capacidades. Por eso ofrcemos ayuda para para contactar con las asociaciones de empresarias, bancos e inversores”, ha aclarado Maria Helena de Felipe Lehtonen, presidenta de AFAEMME.

Además del diploma que recibió durante la conferencia titulada “Fortalecimiento socioeconómico de las mujeres”, organizada por la Unión por el Mediterráneo en Barcelona, Luma Sukarieh también tendrá la oportunidad de pasar seis meses aprendiendo en el Banco Europeo de Inversiones de Luxemburgo.

El proyecto se amplía a otros siete países

La primera fase del proyecto se desarrolló en 32 universidades de Jordania, Marruecos, Palestina y España. Este año se extenderá a Albania, Egipto y Túnez. en 2015 se ampliará a Turquía, Argelia, el Líbano y Croacia. El proyecto está patrocinado por la Unión por el Mediterráneo, organización que reúne a los 28 Estados miembros de la Unión Europea y a otros 15 países del Norte de África, Oriente Medio y el Sudeste europeo.

“La Unión por el Mediterráneo cree que dar más espacio y visibilidad a las mujeres no es solamente una cuestión de derechos humanos sino algo también que genera enormes beneficios sociales y económicos. Las mujeres también tienen que transferir conocimientos a las nuevas generaciones y generar riqueza, muchas veces mediante actividades nuevas que generan empleo”.

Solo el 25% de las mujeres del sur del Mediterráneo trabajan o buscan trabajo. Es la tasa más baja del mundo. Las estadísticas reveladas en esta conferencia indican que en Jordania solo el 14,1% de las mujeres forman parte del mercado de trabajo, contra el 61,3% de los hombres. Otro ejemplo es Marruecos, donde solo el 24,7% de las mujeres trabajan, contra el 73,6% de los hombres.

Acelerar la revolución

“Hay mucho que hacer a nivel de educación, aunque la situación ya está mejorando. Pero sobre todo hay que mejorar el acceso al mundo laboral. Con esto las mujeres también tienen más participación en las decisiones políticas y en otros ámbitos de la sociedad. La primavera árabe es una transición que todavía no está concluida y tenemos que apoyar a todas las fuerzas que trabajan por la democratización, el respeto de los derechos humanos y la inclusión”, ha respondido Delphine Borione.

La conferencia “Fortalecimiento socieconómico de las Mujeres”, que se celebró el 26 y el 27 de marzo, reunió a 200 participantes entre los que se encontraban gobernantes, activistas, emprendedores y académicos. En la sesión se lanzó una nueva iniciativa de la Unión por el Mediterráneo denominada “Habilidades para el éxito y la empleabilidad de las mujeres”, que tiene como objetivo luchar contra el desempleo femenino en Jordania, Túnez, Marruecos, Egipto y el Líbano.

La formación será para chicas de entre 15 y 20 años que han completado sus estudios secundarios. Se va a enseñar inglés, informática y técnicas de desarrollo de negocios.

“Dentro de 10 años quiero tener mi empresa de reciclaje, con lq que gane dinero. Quiero ser una buena arquitecta, con un doctorado”, planea Luma, joven de clase media jordana, con un padre empresario y una madre ama de casa que cuida de una familia de seis hijos.

“Es muy difícil conciliar la vida profesional y la vida familiar cuando eres una mujer. Ser emprendedora es un reto añadido. Lo hombres solamente tienen que ganar dinero, pero las mujeres tienen que cuidar de su familia al mismo tiempo. Pero me ha gustado mucho venir a esta conferencia y conocer la experiencia de estas mujeres que lo han conseguido. Ahora creo que puedo hacer lo mismo cuando llegue a su edad”, concluye la estudiante.