Última hora

Última hora

Las nuevas sanciones israelíes aprietan el yugo a los palestinos

Leyendo ahora:

Las nuevas sanciones israelíes aprietan el yugo a los palestinos

Tamaño de texto Aa Aa

Las nuevas sanciones que Israel ha impuesto a los palestinos son la represalia por la firma de 15 convenciones y tratados internacionales por parte de la Autoridad Palestina.

Para Tel Aviv, esos acuerdos son una estratagema para conseguir el estatuto de Estado fuera del marco de las negociaciones auspiciadas por Estados Unidos y rompe el compromiso de las partes a no tomar decisiones unilaterales.

Benjamin Netanyahu. Primer ministro israelí:
“Sus pasos unilaterales serán respondidos con pasos unilaterales por nuestra parte. Queremos seguir las negociaciones, pero no lo haremos a cualquier precio”.

Pero los palestinos denuncian que los israelíes ya incumplieron lo acordado durante la primera ronda de las negociaciones de paz hace nueve meses cuando se negaron a excarcelar al cuarto y último contingente de presos palestinos el 29 de marzo. Tel Aviv solicitó una prórroga de un mes que desató la cólera de la población.

Para la Autoridad Palestina, que ha recibido el apoyo de la Liga Árabe, su compromiso a suspender toda solicitud de adhesión a organizaciones internacionales ha quedado por tanto invalidado.

Pero más allá de la multiplicación de gestos hostiles, hay una población palestina que ve como su ya difíciles condiciones de vida se deterioran aún más con cada nueva salva de sanciones.

En esta ocasión, Israel ha decidido congelar la transferencia de la recaudación de impuestos que corresponde a los palestinos, lo que representa 80 millones de euros mensuales, o lo que es lo mismo, dos tercios de los ingresos presupuestarios en Ramala.

Solo en Cisjordania, las restricciones israelíes cuestan cada año 2.400 millones de euros a la economía palestina, es decir, el 35% de su PIB.

Los palestinos también dependen de Israel en el ámbito laboral. Con un 23% de parados, un 12% más en Gaza, el 10% de los palestinos que trabajan, lo hacen en Israel.

De ahí su dependencia del exterior: 4 de cada 5 habitantes de Gaza sobreviven gracias a las ayudas internacionales.

El cierre regular de las fronteras entre Gaza y Egipto contribuyen también al hundimiento de la economía. Reabierto hace tres días tras casi 49 fuera de servicio, el paso de Rafah es vital para muchos palestinos.

La economía paralela, esencial para la supervivencia de los territorios, transita a través de Egipto. Pero desde la llegada del nuevo Gobierno a ese país, decenas de túneles han sido cerrados. La economía palestina habría retrocedido en un 80% desde entonces.