Última hora

Última hora

La reelección de Buteflika divide Argelia

Leyendo ahora:

La reelección de Buteflika divide Argelia

Tamaño de texto Aa Aa

Con 77 años y en silla de ruedas, Abdelaziz Buteflika encara su cuarto mandato como jefe del Estado argelino. Dirige el país desde hace 15 años y antes pasó otros 16 como ministro. Veterano de la guerra de independencia, Buteflika parece agarrarse al poder con fuerza.

Los argelinos recuerdan sobre todo su plan para restablecer la paz. Cuando en 1999 llegó a la Presidencia, convocó un referendum para aprobar la Ley de la Concordia. Con ella consiguió cerrar un conflicto que se había cobrado más de 200.000 vidas. A cambio ofreció la amnistía a los islamistas armados que no tuvieran las manos manchadas de sangre. Miles de ellos aceptaron el trato, capitulando y sometiéndose a la autoridad del Estado. Fue su primera gran victoria.

Impecablemente vestido, siempre de traje y corbata, Buteflika encadenó las reelecciones. Primero en 2004 y más tarde en 2009, gracias a una reforma constitucional hecha a medida que suprimía el límite de mandatos presidenciales.

En 2011, viendo las consecuencias que la “Primavera árabe” estaba teniendo en el norte de África, anuncia una serie de reformas que la oposición considera insuficientes. Sin embargo, le sirven para mantenerse en el poder mientras caen los regímenes vecinos.

En 2013 sufre un ataque cerebral y es trasladado a París, donde permanece durante tres meses en el hospital de Val de Grace. Regresa a Argelia en julio, pero apenas se deja ver en público. Desde entonces, tampoco se ha dirigido a la nación, ni siquiera durante la campaña electoral.

Esta elección es diferente a los comicios anteriores celebrados desde la independencia de Argelia, porque el país se enfrenta a nuevos conflictos sociales y políticos,

Argelia está dividida sobre la candidatura de Buteflika.
Algunos de sus rivales, como Ali Benflis, dicen que la cita del 17 de abril se ha decidido de antemano.

Buteflika aparecía seguro de ganar un cuarto mandato.

Insistió en presentarse a pesar de sus graves problemas de salud.
¿Su balance como presidente justifican un cuarto mandato?
¿Su entorno prepara ya su sucesión?

AB: Argelia debe decidir si Buteflika es física y políticamente capaz de dirigir el país durante los próximos cinco años.
Con nosotros, desde Argel, Majed Nehme, redactor jefe de la revista Afrique-Asie.

Los partidarios de Buteflika dicen que está garantizada la estabilidad de Argelia, pero sus críticos dicen que está demasiado enfermo para gobernar. ¿Qué dice la Constitución?

MN: No hay nada en la Constitución que le impida presidir por razones de mala salud. No hay ninguna condición que cubra esto en la Constitución.

AB, euronews : Ali Benflis dice que el resultado de estas elecciones se ha decidido de antemano.

MN: En realidad, Ali Benflis ya dijo eso antes de que comenzara la campaña.

AB, euronews : El presidente de Argelia es también el jefe de las Fuerzas Armadas. ¿Hasta dónde llega este papel?

MN: Desde la independencia de Argelia, en 1962, el presidente es el jefe de las Fuerzas Armadas y los servicios secretos, de acuerdo con la Constitución. Es él quien decide a quién contratar y despedir . El presidente es también el ministro de Defensa. Es todo poderoso.

AB: Dada la mala salud del presidente, ¿cuál es el procedimiento oficial para la elección de su sucesor?

MN: Creo que es demasiado pronto para hablar sobre el sucesor del presidente. Argelia es un país democrático, por lo que debe haber un consenso político. Está claramente establecido en la Constitución que si el cargo de presidente está vacante, el titular del Senado puede hacerse cargo de sus funciones durante 40 días para preparar nuevas elecciones.

AB: La oposición ha amenazado con impugnar el resultado si Buteflika es elegido. ¿Qué podría suceder en este caso?

MN: Podría haber algunas protestas, pero la mayoría de los candidatos ya han aceptado los resultados iniciales, con la excepción del candidato más imporante, Ali Benflis, que ha pedido a sus partidarios que no utilicen medios ilegítimos para manifestarse.

AB: Majed Nehme, redator jefe de la revista Afrique-Asie, gracias por estar con nosotros.