Última hora

Última hora

Huyendo de la muerte en la República Centroafricana

Leyendo ahora:

Huyendo de la muerte en la República Centroafricana

Tamaño de texto Aa Aa

Cien musulmanes abandonan la capital, Bangui, escoltados por soldados franceses de la misión de paz Sangaris.
Se dirigen a Bambari, a 300 kilómetros de allí.

Escapan de las milicias cristianas anti-Balaka, y de sus operaciones de limpieza étnica.
Limpieza étnica en represalia por los abusos cometidos por la alianza rebelde musulmana Seleka durante los meses que controló el poder, entre marzo de 2013 y el pasado enero.

Otros 900 musulmanes han encontrado refugio, precisamente, en una iglesia cristiana en Carnot, al oeste del país.

“Mucha gente considera esto una guerra religiosa”, dice este sacerdote. “Pero por lo que sabemos, cuando llegaron los musulmanes, los cristianos fueron los primeros en venir a ayudarles”.

Desde diciembre, la escalada de violencia entre milicias cristianas y musulmanas ha provocado miles de muertos y un millón de desplazados. 200.000 han logrado escapar a países vecinos.

La ONU desplegará en la región una misión de 12.000 cascos azules en los próximos meses. Se unirán a los 6000 militares de la Unión Africana y los 2000 franceses, que, desbordados, se han mostrado incapaces de restablecer el orden.