Última hora

Última hora

Leyendo ahora:

Larga vida a la cáscara de huevo


futuris

Larga vida a la cáscara de huevo

¿Es posible reciclar la cáscara de huevo para producir, por ejemplo, plástico, cosméticos o complementos alimenticios?

Pero hay un problema, un problema al que se enfrentan, todos los días, en esta pequeña fábrica en Hungría.

Cada año, unos 15 millones de huevos son utilizados para fabricar pasta, bollería industrial y otros alimentos.

¿Qué hacer con las ingentes cantidades de desechos que esto genera?

Un desperdicio al que busca salida Tas Orbán, director de Ecomotive Kft:

“Las cáscaras son muy peligrosas porque las proteínas que se encuentran en las membranas del huevo se desomponen rápidamente y pueden resultar tóxicas.”

“Exiten empresas que saben tratar este tipo de desecho pero, llevarlo hasta allí, sería muy costoso para nosotros.”

Las membranas del huevo son ricas en colágeno y aminoácidos, elementos que interesan a la industria cosmética y a la alimentaria.

¿Exite una manera de separar la membrana de la cáscara de manera económica? Ese es el objetivo de un proyecto de investigación europeo.

Los científicos han desarrollado un proceso para separar, de manera mecánica, la membrana de la cáscara. Una vez aislada, es secada a temperatura ambiente para preservar sus cualidades.

La última etapa es esterilizar la membrana seca sin agredir su composición.

Enrico Imperi, químico industrial, Labor Srl:

“Usamos luz ultravioleta, ésta penetra en la bacteria y modifica su adn. De esta manera, la bacteria de desactiva y deja de reproducirse.”

“De esta manera, esterilizamos la membrana del huevo sin utilizar agentes químicos o altas temperaturas. Es una técnica no invasiva que permite conservar las propiedades de la membrana.”

Este proceso es, hoy, una realidad y puede ayudar a las empresas que procesan huevos a convertir el desecho en un componente valioso.

Melinda Kozák, bioingeniera, Ateknea Solutions Hungary LLC y coordinadora del proyecto Shellbrane:

“La próxima etapa será automatizar este sistema. Nuestra idea es introducir el taylorismo dependiendo de la capacidad de cada empresa. El proceso de tratamiento puede variar de los 100 kilos de cáscaras por hora a los 1.000 kilos.”

Tas Orbán, director de Ecomotive Kft:

“De hecho, podemos separar la cáscara de la membrana de manera industrial. Las empresas que utilizan este producto podrán obtener beneficios con el tratamiento de este desecho, antes costaba dinero deshacerse de él.”

Los investigadores estiman que la comercialización del producto resultante de este proceso podría llevar aún unos 3 y 4 años.

http://shellbrane.eu

Selección del editor

siguiente artículo
Fertilizantes óseos para mejorar la cosecha

futuris

Fertilizantes óseos para mejorar la cosecha