Última hora

Última hora

El aspecto social pasa al centro de la puja por Alstom entre GE y Siemens

Leyendo ahora:

El aspecto social pasa al centro de la puja por Alstom entre GE y Siemens

Tamaño de texto Aa Aa

Numerosos trabajadores de la empresa francesa se han manifestado ante la sede de la compañía para pedir que la venta de su división de energía no se traduzca en recortes en los puestos de trabajo.

En la actualidad Alstom, que se encuentra ante dos gigantes, cuenta con 93.000 empleados, de los que 18.000 están en Francia. Por su parte, la estadounidense General Electric da trabajo a 305.000 personas, 11.000 de ellas en territorio francés, mientras que la alemana Siemens emplea a 360.000 profesionales, siendo su presencia en Francia menor, sólo 7.000.

Los sindicatos se muestran recelosos independientemente del comprador.

“Que el depredador sea estadounidense o alemán da igual, si la oferta de uno o de otro resulta aceptada, eso significará la desaparición del grupo y un futuro más que incierto para los empleados y todas las ramas de actividad del grupo”, declaraba Christian Garnier, de CGT Alstom.

El Gobierno francés, pese a no ser accionista de Alstom, quiere hacerse oír en el proceso de decisión. El Eliseo tiene claras sus prioridades: defender la industrialización del país y, sobre todo, proteger los puestos de trabajo.

Así lo aseguraba tras reunirse con los sindicatos de la empresa francesa el ministro de Economía, Arnaud Montebourg: “El gobierno tomará las medidas necesarias para defender los intereses de nuestro país”.

Según el periódico francés Le Monde, Alstom se ha dado un mes para reflexionar sobre ambas opciones, en una operación que incluiría únicamente sus activos energéticos, que suponen el 70% de la actividad de la compañía. La venta dejaría fuera su división de transportes, que incluye los trenes de alta velocidad.