Última hora

Activistas prorrusos han asaltado durante Primero de Mayo el edificio de la Fiscalía de Donetsk, al este de Ucrania, y han logrado desarmar a las fuerzas de seguridad que incluso han llegado a entregar su material de defensa después de intentar responder a la agresión sin éxito.

Finalmente, los gases lacrimógenos y las granadas aturdidoras no han evitado que los atacantes accedieran al edificio e izaran la bandera independiente del territorio. Los enfrentamientos han dejado numerosos heridos en ambos bandos.

Donetsk se ha convertido en epicentro de una revuelta alrededor de una amplia zona rusohablante rica en acero y carbón. El Gobierno de Kiev ha admitido que ha perdido el control en esa región y también de la de Lugansk.

La situación de tensión con Rusia ha llevado al presidente interino de Ucrania, Alexándr Turchínov, a decretar la implantación del servicio militar obligatorio tras la recomendación el pasado 17 de abril de la Rada Suprema. Según el texto publicado en el boletín oficial la primera llamada a filas se producirá de forma urgente y afectará a los varones entre 18 y 25 años.