Última hora

Última hora

¿Quién se beneficiará de la abstención?

Leyendo ahora:

¿Quién se beneficiará de la abstención?

Tamaño de texto Aa Aa

Se acercan las elecciones europeas, una cita a la que, según las encuestas, no acudirá un gran número de electores. ¿Se aprovecharán de este desencanto los partidos populistas?

Los abstencionistas se han convertido en una mayoría silenciosa que intenta castigar a un aparato burocrático que sienten lejano y poco transparente.

Sin embargo, la gente, también, es consciente de que el arsenal legal que sale del Parlamento de Bruselas rige muchos aspectos de nuestras vidas.

Véronique De Keyser, europarlamentaria belga y vicepresidenta del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo:

“Europa cuenta y, además, nos encontramos en un momento crucial, hemos trabajado mucho durante la anterior legislatura para contrarrestar las políticas de austeridad e impulsar mecanismos solidarios. Acabamos de reformar el sistema bancario. Sé que es solo el principio, si no continuamos por esa vía nunca saldremos de la crisis.”

Alda Sousa, europarlamentaria portuguesa y miembro del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica:

“Sí, la tasa de participación ha ido reduciéndose con el tiempo. Y creo que, cada vez más, los ciudadanos creen que las decisiones se toman demasiado lejos de ellos y, además, con falta de transparencia. En los últimos tres o cuatro años, especialmente en los países del sur de Europa, las medidas de austeridad han sido achacadas a la Unión Europea.”

Hans Mund, fundador de Rock the Union project, una iniciativa que promueve la participación activa y democrática de los ciudadanos europeos:

“Aquellos que se van a beneficiar de la abstención son los partidos contrarios al euro, como Alternativa para Alemania. Pero, por otra parte, también, está creciendo el apoyo a partidos ya sean de extrema izquierda como de extrema derecha, partidos populistas. Esto muestra que realmente nadie gana, al contrario, es la propia ciudadanía la que pierde porque estará demostrando que ya no se cree en las políticas que se están llevando a cabo.”