Última hora

Última hora

Los suizos votarán en contra del salario mínimo más alto del mundo

Leyendo ahora:

Los suizos votarán en contra del salario mínimo más alto del mundo

Tamaño de texto Aa Aa

Las encuestas para el referéndum de este domingo en Suiza anticipan un 64% de votos en contra. Los electores temen que tener la hora mejor pagada del mundo eleve el desempleo.

Este salario mínimo, de ser aprobado, equivaldría a 22 francos suizos (unos 18 euros ) por hora, el doble de lo que paga Alemania y casi el triple que en España. Algo que muchos aplauden:

“Para mí, que soy suizo y vivo en Francia, está muy bien recibir este salario mínimo,.porque sería como un extra, viviendo en Francia, Así que me parece muy bien”, asegura un joven suizo.

Para el gobierno suizo y algunos economistas, un elevado salario mínimo perjudicaría la competitividad del país y a los mismos trabajadores a los que pretende ayudar, los que cobran menos.

“En realidad, esta internalización de la población suiza de ambicionar cada vez más: mejores salarios, más días festivos…no puede tener más que consecuencias negativas a nivel micro-económico. Y un día esto se volverá en contra de los empleados, lo que provocará más paro “, Pascal Sciarini, catedrático en la Universidad de Ginebra.

Los promotores de la iniciativa, sindicatos y partidos de izquerda, opinan que un país como Suecia con un elevado coste de vida, necesita salarios justos, y así evitar que los patronos contraten extranjeros a menor costo.

El coste de vida en Suiza es uno de los más altos del mundo. Las ciudades de Zúrich y Ginebra son la segunda y la tercera más caras, después de Oslo.

Por ejemplo, según el índice Big Mac de la revista The Economist, un suizo debería pagar algo más del doble que un estadounidense por la misma hamburguesa.

Aunque el 90% de los trabajadores del país ya ganan más que ese salario mínimo deseable, muchos sostienen que fijar el primer piso salarial nacional haría subir los sueldos en toda la economía., y muchos pequeños negocios tendrían que cerrar.