Última hora

Última hora

Los egipcios afrontan las elecciones con frustración y empobrecidos

Leyendo ahora:

Los egipcios afrontan las elecciones con frustración y empobrecidos

Tamaño de texto Aa Aa

Los egipcios se preparan para votar el 26 y el 27 de este mes. Serán las segundas elecciones presidenciales desde la rebelión de junio de 2011. El posterior golpe militar marca los tres años de conflictos políticos y violencia en una sociedad pobre y frustrada. Las subidas de precios y el aumento de la violencia suman incomodidad y malestar.

Los testimonios recogidos por Euronews en una barriada popular de El Cairo son muy ilustrativos:

“Lo único que queremos es vivir una vida digna, sentirnos seguros y le pedimos a Dios que reforme toda nuestra sociedad”.

“Lo que le pedimos a cualquier presidente que venga es que trabaje con rectitud y justicia, que se ocupe de los pobres y que satisfaga las necesidades básicas como el agua y la electricidad, pero lo más importante es el pan.”

“Ya no le tenemos miedo a nada, estamos muy hartos​​, los gobiernos anteriores se llevaron el dinero, se fueron con él. Nos dejaron en la calle y con hambre. Míreme, tengo 63 años y me paso el día entero de pie al sol. Donde yo debería estar es relajado y en mi casa, cobrando mi pensión”.

Elecciones no siempre equivalen a democracia. La sociedad egipcia tiene un enorme déficit democrático acumulado, una fábrica de frustración que se convierte en violencia a la menor chispa. Para muchos unas elecciones son la única ocasión de influir con la esperanza de que el proceso sea limpio y la supervisión internacional, eficaz, aunque en este caso, la OSCE solo podrá estar presente en El Cairo.

El corresponsal de Euronews en El Cairo, Mohamed Shaingibrahim lo ve así: “Aspiran a muy poco y su dolor es siempre el mismo, como sus demandas, que son constantes, no han cambiado: una vida digna, libertad, justicia social, las mismas exigencias de la revolución, las mismas que siguen sin ver llegar”.