Última hora

Última hora

Syriza irrumpe con fuerza en la arena política griega y europea

Leyendo ahora:

Syriza irrumpe con fuerza en la arena política griega y europea

Tamaño de texto Aa Aa

La primera vuelta de las elecciones locales y regionales griegas celebradas el domingo no dio ningún claro vencedor pero sí un nuevo escenario político. Por primera vez una formación de la izquierda radical concurrirá en la segunda vuelta en cinco distritos del país. Syriza intentará gobernar en la región de Ática, que concentra el 40% de la población griega, y también en Atenas.

Los votantes parecen haber encontrado un refugio político desde donde protestar contra las políticas de recortes de la gran coalición formada por los socialista del PASOK y el partido de centro-derecha, Nueva Democracia.

“Syriza es nuestra esperanza, nuestra única esperanza de recuperar lo que nos han quitado”, asegura una mujer en un mítin de la formación de izquierda. Un chico explica que Syriza es algo nuevo, “es un movimiento donde nosotros somos los protagonistas y no la clase dirigente”

Syriza ha sabido canalizar las protestas de los griegos contra la política de recortes pero ahora falta convencer a los votantes de que también pueden dirigir el país.

“Desde que el centro-derecha y los socialistas formaron la coalición gobernante, Syriza ha sido crítica con sus políticas, explica el analista político, Dimitris Tsiodras. “Pero además de encarnar la voz de las protestas está intentando ser una plataforma política convincente y persuadir a los votantes de que también puede gobernar el país”, concluye Tsiodras.

La segunda vuelta de las elecciones locales y regionales coincide con la votación al Parlamento Europeo, donde Syriza también gana terreno a los partidos tradicionales.

Euronews, Stamatis Giannisis:
“Es la primera vez en la vida política griega que un partido de izquierdas, a excepción de los socialistas, está tan cerca de ganar unas elecciones al Parlamento europeo y posiblemente también las nacionales. Para conseguirlo tendrá primero que resolver las diferencias internas del partido y ganarse el apoyo de los votantes tradicionales de las fuerzas políticas de izquierda, derecha y de los comunistas”.