Última hora

Última hora

Ópera en tiempos de guerra

Leyendo ahora:

Ópera en tiempos de guerra

Tamaño de texto Aa Aa

Situada cerca del Ministerio de Defensa sirio y de la sede de la televisión estatal, la Ópera de Damasco también sufre las consecuencias de la guerra.

La plaza en la que se encuentra ha sido objetivo de ataques con mortero y coches bomba.

Leen Arbid tiene 24 años y es estudiante de teatro. Resultó herida en uno de esos ataques.

“Cuando caímos al suelo, al principio, no sentí nada pero después nuestros cuerpos estaban ardiendo y sangrábamos. Al final nos llevaron al hospital donde recibimos ayuda de los médicos”, explica la joven.

En uno de los peores ataques perpetrados en el centro de Damasco desde el principio del conflicto en 2011, varios músicos y artistas de la Ópera murieron.

Lama Sallouh, la directora de la Ópera de Damasco, lamenta lo ocurrido.

“Algunos murieron inmediatamente, otros fueron trasladados al hospital y fallecieron más tarde. Es terrible ver a tus amigos, con los que has trabajado tanto durante los últimos diez años, morir frente a tí”, asegura.

Missak Bagboudarian es director de orquesta.

“No es fácil tocar cuando escuchas caer las bombas cerca de la Ópera, cuando escuchas todos los días que la gente muere, que los niños mueren también. Hemos perdido a nuestros compañeros, a nuestros amigos. Pero la vida debe continuar”, dice.

A pesar de las bombas, la Ópera de Damasco ha decidido seguir adelante con su trabajo y sus actuaciones.