Última hora

Última hora

A la mesa con Napoleón en la Isla de Elba

Leyendo ahora:

A la mesa con Napoleón en la Isla de Elba

Tamaño de texto Aa Aa

Hace ahora 200 años Napoleón Bonaparte llegaba a la Isla de Elba, una pequeña isla situada frente a la costa toscana. Será allí donde viva diez meses de exilio.

Hoy la Isla de Elba celebra el segundo centenario de su llegada.

Pero Elba no fue una prisión para su Emperador. Napoleón hizo plantar olivos y moreras, recomendó a sus habitantes cultivar patatas, reorganizó la economía minera de la isla y desarrolló, no solo la producción de vino, sino también su exportación.

Gloria Peria es historiadora.

“Suele decirse que Elba fue arrojada a Europa porque en 1802 tras los Tratados de Florencia y Amiéns se convirtió en territorio francés, llegó a tener la misma importancia que París, la misma importancia administrativa. Hasta aquí llegaba el boletín oficial con todas las leyes que se habían aprobado en la capital para que fuesen respetadas”, explica.

La cocina francesa desembarca entonces en Elba para fundirse con la local y la mediterránea.

Dos siglos más tarde, expertos como Alvaro Claudi han intentado recuperar la gastronomía de la isla en el siglo XIX. Claudi es el autor de un libro titulado “A la mesa con el Emperador”.

Alvaro Claudi ha querido mostrarnos la cocina del Palacio de los Molinos, residencia de Napoleón durante su exilio en Elba.

“Este era el espacio reservado a la cocina, la pastelería y los helados. A Napoleón le encantaba el chocolate. Su calesa, cuando salía para comer al aire libre, iba llena de frutas, de aguardiente, de Chambertin y de algunos pasteles. Aquí se preparaban también los helados. Era posible hacerlos incluso en verano porque en la isla hay un sitio bien conocido que se llama “La Nevera”, un lugar en el que durante el invierno se acumulaba nieve para poder comer helados durante todo el verano”, explica Claudi.

Durante todo este año de celebraciones los visitantes podrán degustar un menú napoleónico con platos tradicionales de la Isla de Elba en el siglo XIX.