Última hora

Última hora

Astaná se prepara para la firma de la Unión Euroasiática

Leyendo ahora:

Astaná se prepara para la firma de la Unión Euroasiática

Tamaño de texto Aa Aa

En la capital de Kazajistán, Astaná, tendrá lugar la firma de la Unión Euroasiática el próximo 29 de mayo entre Kazajistán, Bielorrusia y Rusia.

Este proyecto de integración post-soviético, tan deseado por el presidente ruso Vladimir Putin, pretende sustituir los lazos políticos por lazos económicos. A pocos días de su firma, es la ocasión perfecta para celebrar un foro económico.

Kazajistán, así como Bielorrusia, han señalado que no tienen ninguna intención de perder su independencia y que se trata sólo de negocios. Kazajistán no cederá su soberanía, dijo el viceprimer ministro, Bakytzhan Sagintayev:

“No vamos a volver a la antigua Unión Soviética, a la URSS. Estamos creando una unión puramente económica, basada en principios pragmáticos. Lo que queremos es una economía en crecimiento y desarrollar nuestros negocios. Queremos que vengan los inversores e incrementar el tamaño de nuestro Producto Interior Bruto”.

Rusia comenzó a conformar una colaboración económica regional con Bielorrusia, Kazajistán, Ucrania y los Estados centro asiáticos a principios del año 2000. La crisis mundial de 2008-2009 avivó la convergencia de los tres países, mutuamente dependientes de las reservas de gas y petróleo.

En 2010 sentaron las bases del futuro del futuro EEU, una unión aduanera que busca fortalecer el comercio entre ellos levantando las barreras aduaneras.

“Algunas marcas conocidas han llegado a Kazajistán y han traído inversión directa. Están interesadas en acceder al mercado común de una unión aduanera de más de 170 millones de personas, con un PIB de 1.6 billones de euros” explicó el vicepresidente de la Cámara de Empresarios de Kazajistán, Rajim Oshakbaev.

Pero hay un rival en la zona: la Asociación Oriental, un programa de la UE para estrechar relaciones con los países post-soviéticos entre los que está Bielorrusia.

“Para que la Unión Euroasiática sea ventajosa, tiene que beneficiar a la compañía, al comerciante y al inversor. Sólo cuando lo tengan será beneficioso para toda la Unión”, cuenta uno de los responsables del programa Eurasia, Antonio Somma.

Con más del 50% de su comercio con Rusia, Bielorrusia y Kazajistán, Ucrania fue un cliente clave en el programa Eurasia durante la última década.

Rusia ofreció a Ucrania 11.000 millones de euros en créditos y el gas a precio de ganga para que rechazara un acuerdo de comercio con la Unión Europea. Esta elección de Ucrania entre el este y el oeste ha sido la que ha provocado la actual crisis en el país.

Ucrania tiene muchos intereses económicos para formar parte de la Unión Euroasiática, según la ministra rusa para Comisión Euroasiática, Tatiana Valovaya.

“Creo que la Unión Euroasiática no podría haber nacido sin Ucrania, pero quizás la organización no funcione bien con ella como miembro. Quizás es mejor, no peor, que Ucrania ya no forme parte de este proyecto de integración euroasiático”.

Armenia y Uzbekistán han pedido ya su adhesión y también les gustaría a Tayikistán y Kirguistán, pero todavía no pueden. La Unión Euroasiática empezará a funcionar oficialmente el uno de enero de 2015.

Natalia Marshalkovich, euronews:

“Será a principios del próximo año cuando nacerá la nueva Unión. Las puertas ya están abiertas a futuras incorporación, pero los participantes en este foro de Astaná aconsejan no ir muy rápido teniendo en cuenta la experiencia de la Unión Europea”.