Última hora

Última hora

Football for Friendship: Fútbol para cambiar el mundo

Leyendo ahora:

Football for Friendship: Fútbol para cambiar el mundo

Tamaño de texto Aa Aa

Todos los niños tienen sueños y para algunos es es jugar al fútbol y algún día levantar un trofeo… Ese sueño podría empezar aquí. Más de 400 jóvenes de entre 12 y 14 años, procedentes de toda Europa, participaron en la segunda edición de Football for Friendship, el foro internacional organizado por Gazprom en Lisboa el mismo fin de semana de la final de la Champions.

Dieciséis equipos y canteras europeas saltaron al terreno de juego en busca de la victoria en el torneo de fútbol callejero, pero sobre todo, para hacer nuevos amigos, respetarse y vivir un momento único.

Todo ello, porque “el deporte tiene el poder de cambiar el mundo”, como Franz Beckenbauer, embajador global del proyecto, explicó a euronews: “Nelson Mandela fue el hombre que mencionó esta frase y creo que tenía razón. Aquí tenemos el mejor ejemplo. Hay 16 equipos de 16 países diferentes. No se conocen entre ellos, hablan distintos idiomas, son de distinto color y tienen religiones distintas. Pero dales algo, dales un balón, y empezarán a jugar y se respetarán… y eso es muy importante”.

Tradición, juego limpio, paz, amistad, salud, igualdad, victoria, devoción… Esos son los valores fundamentales que los organizadores y embajadores de este Foro quieren enseñar a las futuras generaciones

Vitor Baía, ex portero de la selección de Portuga, está de acuerdo: “Amistad, igualdad y vida sana. Otra cosa importante son los estudios y la parte pedagógica. Es esencial transmitir a estos niños la importancia de estudiar y el hecho de que si quieren ser alguien en el futuro, deberían ser cuidadosos y no abandonar los estudios”.

Sin embargo, el camino para cambiar el fútbol es largo, pero ha tenido un buen comienzo, según Vyacheslav Krupenkov, máximo responsable de Gazprom Alemania: “No estoy seguro de que este foro logre cambiar el fútbol, pero puede suponer un cambio de actitud, porque podemos ver que en los estadios aún hay racismo y otras cosas ligadas a la violencia. Esperamos que nuestros jóvenes se den cuenta de que el fútbol es un deporte amable”.

Se trata de un evento único que podría ayudar a madurar a estos jóvenes, llevándoles por el buen camino y, por qué no, haciendo que se diviertan, como nos explicó el ex capitán de Ucrania Anatoliy Tymoshchuk: “Para mí es un evento muy importante. Venir aquí ha sido un gran placer, porque es ayudar a que jugadores jóvenes tengan la oportunidad de jugar un torneo como éste. Creo que es una gran idea y cuando era joven nunca tuve una oportunidad así”.

Dieciséis países, 16 idiomas y un único sueño: Llegar a ser jugador profesional. Los ganadores del torneo fueron los portugueses del Benfica, aunque todos pudieron acudir después a la final en la que el Real Madrid se impuso en el Estadio da Luz. Y tal vez algunos de ellos, un día, estarán en el lugar de Casillas y compañía. Su camino para hacer realidad su sueño ya ha empezado.