Última hora

Última hora

Juncker esgrime su victoria aunque deberá negociar para presidir la Comisión

Leyendo ahora:

Juncker esgrime su victoria aunque deberá negociar para presidir la Comisión

Tamaño de texto Aa Aa

Se embarcó en el proceso para ser el próximo presidente de la Comisión Europea. El luxemburgués Jean-Claude Juncker tiene a priori el viento a favor ya que, como cabeza de lista del Partido Popular Europeo, ganó los comicios: 213 diputados de los 751 del Parlamento Europeo.

En la misma tarde del 25 de mayo Junker reivindicaba el cargo: “Como ganadores de las elecciones, me siento en posición de convertirme en el próximo presidente de la Comisión Europea”, decía tajante Juncker.

Frente a las reservas sobre su candidatura expresada por Londres y Budapest fundamentalmente, Juncker se remite al resultado de las urnas.

“No estoy de rodillas”, aseguraba Juncker, “gané las elecciones. La posición de la señora Merkel es cristalina. Usted no lo lo cree, pero es verdad”, le decía a un periodista.

El jefe de filas del PPE reservó un lugar privilegiado para Alemania en su campaña electoral, y en su visita al excanciller Helmut Kohl recalcó su compromiso con Europa.
Para reconfortar a los votantes de la CDU y a sus líderes, Juncker repitió que no habría eurobonos si se convertía en presidente de la Comisión Europea.

Pero en la campaña de la CDU en las europeas… ni rastro de Juncker, solamente Merkel en los carteles para asegurarse la victoria. A esto se une que la canciller sembraba ayer la duda sobre su compromiso con la candidatura de Jean-Claude Juncker.

“Claro que apoyamos al candidato Jean-Claude Juncker en este debate. Ya se ha dicho qué es lo importante: cuál de los dos grupos es más fuerte”, declaraba Merkel. “Por otro lado sabemos que ninguno de los grupos en solitario puede decidir el presidente de la Comisión. Por eso necesitamos conversar intensamente.

Juncker esperaba la claudicación del candidato del PSE Martin Schulz, pero este ha recordado que su grupo tiene solamente 23 diputados menos que el PPE: “Una cosa está clara, el PPE ha perdido sesenta escaños en el Parlamento; y otra cosa también, sin el acuerdo con el grupo socialdemócrata no hay mayoría posible”, decía Schulz tras la noche electoral.

Si falla el entendimiento entre los dos, los Estados podrían verse tentados a mantener sus prerrogativas y a imponer al Parlamento su elección