Última hora

Última hora

Se descubre que un tipo de dinosaurio, el pliosaurio, tenía muy buen olfato

Leyendo ahora:

Se descubre que un tipo de dinosaurio, el pliosaurio, tenía muy buen olfato

Tamaño de texto Aa Aa

El pliosaurio fue un réptil marino del Jurásico Superior, es decir de hace 200 millones de años. Hasta ahora, se sabía muy poco de su biología, pero algunos investigadores de la Universidad de Bristol han descubierto que sus hocicos tenían sistemas nerviosos complejos, es decir un sentido muy desarrollado del olfato. Los investigadores han recopilado unas 2.000 muestras de cráneos de pliosaurio fosilizado.

“Mientras observamos las muestras encontramos que había algunos canales poco comunes que no habíamos detectado antes, así que pensamos que era una buena idea seguir investigando digitalmente, y al final descubrimos un sistema neurovascular muy desarrollado” afirma Davide Foffa, un investigador de la universidad de Bristol.

Estos canales probablemente contenían la arteria maxilar y un tipo de nervio que llevaban las señales desde la mandíbula superior y el hocico . Los investigadores creen que este sistema puede haber contribuido con sangre y conexiones nerviosas a la piel y los tejidos delicados del hocico. Este hecho pudo haber permitido a los pliosaurios cazar y comer bajo el agua, como hoy en día hacen los cocodrilos .

“Hemos encontrado que este tipo de sistema en el hocico podría estar relacionado con detectar las presas, al igual que ocurre con los cocodrilos. Entre estos últimos el nervio pasa a los receptores en el hocico, lo que ayuda a identificar los movimientos de su presa” asegura Foffa.

Los paleontólogos pensaron durante mucho tiempo que los cráneos de los pliosaurios contenían pequeños orificios que conducían a los canales internos, pero ésta es la primera prueba que se concreta.

Los pliosaurios medían ocho metros de longitud y sus cabezas eran largas similares a las de un cocodrilo, tenían un cuello corto y un cuerpo con forma de ballena. Los ciéntificos ceen que los pliosaurios más grandes podían tragar un vaca de un sólo bocado

Esta nueva tecnología con escáners ayuda a los paleontólogos a descubir los secretos de la vida prehistórica con un detalle sin precedentes. Además, no daña a los fósiles, los deja intactos, en buen estado.