Última hora

Última hora

Los partidos eurófobos se libran batalla

Leyendo ahora:

Los partidos eurófobos se libran batalla

Tamaño de texto Aa Aa

Son los protagonistas del electrochoque que copa las portadas de la prensa internacional. Marine Le Pen en Francia, y Nigel Farage en Gran Bretaña, son los grandes vencedores de las elecciones europeas en sus países. Con el 25 y 27,5% de los apoyos respectivamente, han desbancado por primera vez a los partidos tradicionales. Pero ahora, las dos formaciones populistas y eurófobas van a librarse batalla.

Nigel Farage. Líder del UKIP:
“Es un seísmo en la política británica. Hemos obtenido un resultado formidable y creo que tendrá profundas consecuencias para los líderes de los otros partidos”.

Con 24 eurodiputados, Farage espera conservar su grupo parlamentario y asegura que no contempla aliarse con el Frente Nacional porque, asegura, es un partido con el antisemitismo en su ADN.
El FN, por su parte, tiene el mismo número de eurodiputados, el problema es que para formar un grupo parlamentario, se necesitan 25 procedentes de siete países diferentes. Las cosas se complican tanto para Le Pen como para Farage, que tendrá que luchar para conservar el suyo.

Este miércoles, Marine Le Pen y los líderes de los cuatro partidos que ya han confirmado su alianza, el partido de la libertad holandés, la Liga Norte italiana, el FPO austríaco y el Vlaams Belang belga, se mostraron unidos y confiados ante la prensa. Le Pen fue más allá:
“Farage es el líder de un grupo y quiere seguir siéndolo. Por eso no quiere que nosotros formemos uno. pero Nigel, lo siento mucho pero vamos a conseguirlo”.

Estos eran los partidos que formaban el grupo de Farage, Europa de la libertad y de la Democracia en el europarlamento saliente. Algunos no han sido reelegidos en los comicios.
Abajo, Marine Le pen y algunos partidos miembros del heterogéneo grupo de los no afiliados.

Y si Farage tiene garantizado el apoyo del partido del Pueblo Danés y del partido de Los Verdaderos Finlandeses, Le Pen tiene a sus cuatro aliados asegurados, más la Liga Norte, que ha cambiado de chaqueta.

Falta por saber qué harán el partido Orden y Justicia lituano, que duda sobre su permanencia en el grupo de Farage, y dos recién llegados: el KNP polaco y Alternativa para Alemania.

Tanto Farage como Le Pen aseguran, por ahora, que no negociarán con los partidos filonazis de Grecia, Hungría y Alemania.

Las llaves de este juego de alianzas están en manos del nuevo partido euroescéptico alemán, Alternativa para Alemania, que dió la campanada el domingo con sus 7 eurodiputados.

Pero no solo: otros movimientos, como los Demócratas Suecos o el Cinco Estrellas en Italia podrían inclinar la balanza de un lado u otro.