Última hora

Última hora

Draghi se adentra en tipos de interés cercanos a cero para luchar contra la deflación

Leyendo ahora:

Draghi se adentra en tipos de interés cercanos a cero para luchar contra la deflación

Tamaño de texto Aa Aa

Mario Draghi saca toda su artillería monetaria y rebaja intereses e inyecta liquidez en una eurozona amenazada por la deflación. Tras su reunión mensual de junio y unas elecciones europeas con claro voto de protesta, el presidente del Banco Central Europeo hizo público que el tipo de interés bajaba diez décimas a un mínimo histórico del 0,15 por ciento, los depósitos de los bancos a veinticuatro horas pasaban a tener un interés negativo del 0,10 e inyectaba 400.000 millones de euros en préstamos bancarios.

“Hoy hemos decidido una combinación de medidas para proporcionar una flexibilidad añadida a la política monetaria y favorecer el crédito en la economía real”, resumió Draghi en su comparecencia.

Desde su acceso al frente del BCE, Draghi ha rebajado en cuatro ocasiones el tipo de interés del euro. Y, con esta nueva disminución, se sitúa al mismo nivel de la Reserva Federal estadounidense que tiene su tipo entre el cero y el 0,25 por ciento. En cambio, el hecho de pasar a negativo los depósitos bancarios a corto plazo es inédito entre los grandes bancos centrales.

Por otra parte, el BCE ha decidido esterilizar (dejar de vender) las antiguas compras de activos de deuda soberana. Lo que debería mantener en circulación otros 165.000 millones de euros y favorecer la liquidez. Además el organismo de Fráncfort prepara una nueva compra masiva de activos, en este caso bancarios.

“Deberían atacar a los bancos”, se indigna este pensionista alemán sobre la bajada de intereses. “Ellos refinancian su negocio a costes muy bajos y los ahorradores somos los perdedores. Hay que hacer algo”.

“Ya no puedo ahorrar nada, ni un céntimo”, se queja este otro. “He vivido todo tipo de altos y bajos en este país y esto te hace ser sabio”.

La verdad es que si Draghi ha podido proceder con tales medidas de impacto es porque ha recibido la luz verde de los responsables del Bundesbank, el banco central alemán, que también ven como la inflación en el país desciende del uno por ciento. El BCE incluso ha revisado a la baja sus previsiones para toda la eurozona a solo el 0,7 por ciento para el conjunto de 2014 y no prevé que se acerque al dos por ciento hasta finales de 2016.