Última hora

Última hora

Selección española: las redes sociales y los futbolistas de élite

Leyendo ahora:

Selección española: las redes sociales y los futbolistas de élite

Tamaño de texto Aa Aa

Ha llegado la Copa del Mundo y todo el planeta estará pendiente de lo que hacen sus ídolos futbolísticos en Brasil. Sin embargo, desde hace años, los deportistas de élite ya no sólo dependen de los medios de comunicación para hacer saber a sus seguidores lo que piensan. Las redes sociales permiten un contacto directo con los aficionados, para bien y para mal. Igualmente, sin necesidad de nada más que un ordenador o un teléfono móvil, cualquier seguidor puede enviar un mensaje a un futbolista para decirle lo que piensa, haya marcado un ‘hat trick’ o fallado un penalti decisivo.

Ese contacto directo y la facilidad para usar las redes sociales hacen de ellas un tema más delicado de lo que parece a la hora de manejar la comunicación de un deportista. Por ello siempre hay dudas. “Al principio era un poco reticente, pero fui entendiendo que era una gran manera de comunicar lo que pienso y estar en contacto con los aficionados”, nos explica César Azpilicueta, jugador del Chelsea e integrante de la selección española en Brasil.

Sin embargo, no todos los deportistas mantienen vivos sus perfiles. “Muchos de ellos abandonan pronto porque reciben críticas desmedidas y, a veces, insultos”, nos cuenta Nacho Silván, uno de los fundadores de ImagoSport, empresa dedicada a la asesoría de comunicación e imagen de deportistas de élite, que además de con Azipilicueta, trabaja con otros futbolistas como Juan Mata , David de Gea, Carlos Cuéllar, con el entrenador Carlo Ancelotti y con el motociclista Álvaro Bautista. “Nuestra experiencia es que unas cuentas en redes sociales bien llevadas reciben un porcentaje bajísimo de descalificaciones y, por contra, muchísimos elogios en la red”.

Pese a llevar menos de un año ‘tuiteando’, Azpilicueta mantiene un perfil bastante activo. “No me considero un adicto, aunque sé que es importante mantener vivo el perfil”, confirma. Eso sí, de momento sólo publica comentarios de su vida deportiva.

Otra de las diferencias de las redes sociales sobre los medios de comunicación es el contacto bidireccional. Los aficionados pueden hacer llegar su mensaje pero los deportistas también pueden responder directamente y de inmediato. Y eso no siempre es una buena idea, especialmente cuando se trata de críticas . “Hay que tener cuidado con calentarse, especialmente tras los partidos, cuando los sentimientos están a flor de piel, para no arrepentirte de lo que digas. Y por supuesto, hay que ser respetuoso siempre”, considera Azpilicueta al respecto.

“Por eso intento no mezclar asuntos no deportivos en las redes sociales, tanto en Twitter como en Instagram o Facebook. Sé que siempre puede haber críticas y las acepto, pero evitando asuntos personales”, continúa el jugador, que además no cree que pueda suponer una distracción: “Los mensajes siempre acaban llegando de una forma u otra, no es culpa de Twitter”.

Con el fin de evitar situaciones embarazosas, ha surgido la figura del asesor de comunicación, cada vez más especializado en el mundo virtual y las redes sociales. “El deportista puede ser muy inteligente pero, en general, no tiene la formación ni la experiencia necesarias en estos temas. Muchos de ellos no se dan cuenta de la enorme transcendencia que puede tener un simple ‘tuit’. Cuando cometen un error es cuando lo comprenden”, justifica Silván.

Además, bien gestionada, la comunicación en el mundo virtual puede dar sus frutos. “Hemos trabajado en situaciones complejas – continúa – como por ejemplo, la salida de Juan Mata del Chelsea al Manchester United. Nada más hacerse público el fichaje ya habíamos cambiado los colores de su web y las fotos de las redes sociales. Eso tiene que ser instantáneo, no puedes dejarlo para el día siguiente. Además escribió una carta de despedida que fue entregada a todos los medios”.

“Todo salió genial. Los aficionados del Manchester United le recibieron con los brazos abiertos y los del Chelsea entendieron su marcha. Eso no es tan fácil como parece, no hay más que ver cómo han acabado con los fans de sus anteriores clubes otros jugadores de la Premier o la Liga”.

Pero, ¿hasta dónde debe llegar la labor de un asesor? No es lo mismo que un deportista publique sus mensajes a que lo haga un equipo de comunicación. Cuando se da este último caso, “no suele gustar mucho a los aficionados, como es normal – explica Silván -. Quieren saber lo que siente y piensa un deportista, no una empresa por muy buena que sea”.

¿Pueden sustituir las redes sociales a las tradicionales entrevistas y ruedas de prensa en los medios de comunicación? La respuesta para Nacho Silván es ‘no’. “Las redes sociales pueden permitir estar en contacto con tus fans de forma más directa, pero no hay que olvidar lo importante que son los medios de comunicación. Una estrategia de comunicación completa debe comprender todo el sistema comunicativo”.

Lista de cuentas oficiales de Twitter de la selección española