Última hora

Última hora

Didier Lockwood abre el Festival de Gnaoua y Músicas del Mundo en Essaouira

Leyendo ahora:

Didier Lockwood abre el Festival de Gnaoua y Músicas del Mundo en Essaouira

Tamaño de texto Aa Aa

El violinista de jazz Didier Lockwood fue el encargado de inaugurar este año el Festival de Gnaoua y Músicas del Mundo que se celebra en Essaouira, Marruecos.

Lockwood compartió escenario con Hassan Boussou. Con ellos tocó Foulane Bouhssine, un virtuoso del ribab procedente de Agadir.

Acostumbrado a tocar con músicos de todo el mundo, Lockwood reconoce que le llevó bastante tiempo adaptarse al complicado ritmo de la música gnaoua.

“Cuando entendimos el sistema entramos en el juego y después en esa especie de hipnosis, es impresionante, sobre todo porque no te apetece parar. La música, a este nivel, te provoca euforia, es algo embriagador”, asegura el violinista francés.

“Es justamente por esto por lo que me gusta tanto África, porque en África tienes esta sensación instintiva, algo que nosotros hemos totalmente eliminado. Se mueven en el mundo de la premonición y de la sincronización, por decirlo de alguna manera, es muy interesante”, añade.

Hijo de un famoso músico gnaoua marroquí, Hassan Boussou tiene 40 años y ya es considerado como un maestro. Vive y trabaja en Francia donde colabora con todo tipo de músicos. Boussou intenta siempre dar un nuevo impulso a la música tradicional gnaoua.

“La música gnaoua es una música abierta a todo el mundo, es como la madre de todas las músicas, funciona con todos los estilos, puede adaptarse a todos los ritmos para crear y, sobre todo, para improvisar”, explica Boussou.

Tras una sesión de música gnaoua, Didier Lockwood volvió a subirse al escenario, esta vez, con su propio trio.