Última hora

Última hora

El viernes 13 es cosa seria

Leyendo ahora:

El viernes 13 es cosa seria

Tamaño de texto Aa Aa

¿Esta mañana no le sonó el despertador? ¿Se levantó con el pie izquierdo y se partió una uña?

No le eche la culpa al viernes 13. Hay buenas razones para confiar en que este viernes será un buen día y aún mejor noche…

Empezando porque la luna llena que precede al solsticio de verano recibe el nombre de “luna de miel”, posiblemente porque no sube muy alto en el cielo y porque toma un tono rojizo. El fenómeno es interesante para astrofísicos y astrónomos pues esta luna de junio imita el recorrido del sol de diciembre.

La luna llena no coincidía en viernes 13 desde hace cien años. Algo tan excepcional merece un baño bajo el halo lunar, pues no asomará de nuevo en viernes 13 hasta junio de 2098.

Menos por menos es más

No le tema al martes, ni al viernes 13. Y considere que un bote de 135 millones de euros puede ser tentación suficiente para animarse a jugar al sorteo de Euromillones.

Deje a un lado la triscaidecafobia, término que procede del griego y que define la aversión a este número. ¡Y adelante con el número 13 el séptimo número primo para la posible combinación ganadora!

Esta creencia supersticiosa está tan arraigada en la cultura occidental que en muchos rascacielos del mundo, el ascensor salta de la planta 12 a la 14, y en numerosos aviones, hoteles y hospitales no hay fila, ni habitación con el número 13.

Pero también en Oriente, el viernes 13 es causa de aprensión y según la leyenda urbana, los japoneses comen sushi para evitar que Freddy Krueger les visite por la noche…

El miedo específico al viernes 13 recibe el nombre de friggatriscaidecafobia. Pero ¿de dónde procede esta extraña creencia?

El 12 "un número completo"

Thomas Fernsler, investigador en la Universidad de Delaware en Newark, EE.UU ha estudiado a fondo el desprestigio del número 13. Según Fernsler, el número 13 sufre debido a su posición numérica después del 12.

“Hay 12 meses en un año, 12 signos del zodiaco, 12 dioses del Olimpo, 12 trabajos de Hércules, las 12 tribus de Israel y 12 apóstoles de Jesús”. El 12 es pues “un número completo”.

La asociación del trece con la mala suerte, tiene que ver con ser un número que va un poco más allá de la integridad. Es un número que provoca inquietud e intranquilidad.

¿Fecha de mala suerte?

Según un mito nórdico, doce dioses estaban cenando en el Valhalla, en el cielo de la mitología nórdica. Durante la cena, Loki, el décimo tercer dios no invitado, dios de las travesuras, convenció a Hoder, el dios ciego de la oscuridad, para que disparara a Balder el Hermoso, dios de la alegría, con una flecha con la punta de muérdago. Balder murió y la Tierra fue invadida por la oscuridad. Fue un día de mala suerte…

Día marcado con una cruz desde la Biblia

También hay una referencia bíblica que asocia al número 13 con la mala suerte. Judas, el apóstol que traicionó a Jesús, fue el invitado número trece de la Última Cena.

En cuanto al viernes, este día es reconocido por los cristianos como el día en que Jesús fue crucificado. Además, algunos estudiosos de la Biblia creen que Eva tentó a Adán con la fruta prohibida un viernes. Tal vez, más significativa es la creencia de que Abel fue asesinado por su hermano Caín en viernes 13.

Y en la antigua Roma, según antiguos informes, las brujas se reunían en grupos de 12. Y el número 13 se creía que era el diablo.

Persecución a los Templarios

Cuenta la leyenda que un viernes 13 de octubre de 1307, los Caballeros Templarios fueron perseguidos por la Santa Inquisición, que les arrestó masivamente esa misma noche en Francia, principalmente en París.

Muchos de ellos fueron asesinados o condenados a la hoguera en una matanza colectiva, pues les acusaban de practicar celebraciones paganas y practicar la herejía.

Muchos de los caballeros huyeron y pudieron salvarse, lo que ha dado margen a muchas especulaciones.

Siga los comentarios sobre el Viernes 12 en twitter: