Última hora

Última hora

"El alto el fuego es una necesidad para Poroshenko"

Leyendo ahora:

"El alto el fuego es una necesidad para Poroshenko"

Tamaño de texto Aa Aa

Está con nosotros, desde Kiev, nuestro corresponsal Sergio Cantone. Sergio, el nuevo presidente Poroshenko está desvelando gradualmente su plan para salir de la actual crisis en Ucrania. El alto el fuego unilateral en el este del país, del que hemos oído hablar este miércoles, ¿es una opción viable? ¿Cómo van a reaccionar los separatistas?

Sergio Cantone, corresponsal en Kiev: El alto el fuego es una necesidad para el presidente Poroshenko. Necesita ese alto el fuego para poder implementar su plan político y acometer las reformas que ha prometido. Pero el este del país, y en especial, aquellos a los que Kiev llama separatistas o prorrusos, no parecen aceptar el alto el fuego. ¿Por qué? Porque no reconocen la autoridad de Poroshenko.

Lilia Rotoloni, Euronews: La remodelación del Gobierno propuesta por Poroshenko ¿es el primer paso conseguir la legitimación del nuevo poder en Kiev? ¿Conseguirán los “nuevos rostros” que se llegue a un consenso dentro del país y con Moscú?

Sergio Cantone: En primer lugar, pensamos en el ministro de Asuntos Exteriores, el jefe de la diplomacia… El anterior no estaba muy bien visto por Moscú, especialmente después de un incidente diplomático el pasado sábado. El nuevo fue y todavía es embajador de Ucrania en Berlín. Mantuvo negociaciones con el embajador ruso en Ucrania y esto podría darle cierta legitimidad ante Moscú y los rusos.

Lilia Rotoloni: Poroshenko quiere convocar elecciones anticipadas, pero antes tiene que obtener el apoyo del Parlamento para hacer votar una nueva ley electoral y una reforma constitucional que permita una mayor descentralización. ¿Es un plan realista, en vista de que Pososehnko está lejos de contar con una mayoría parlamentaria?

Sergio Cantone: Para abordar nuevas etapas en los cambios institucionales o para llevar a cabo una reforma constitucional con una descentralización, se necesita un nuevo Parlamento. Un nuevo Parlamento para dar más credibilidad a una reforma que es muy delicada en este momento, como podéis imaginar, porque la crisis ucraniana es, en buena medida, un conflicto debido a una falta de descentralización, por un lado, y a una demanda excesiva de federalismo, por el otro.