Última hora

Última hora

Letizia, de periodista a reina

Leyendo ahora:

Letizia, de periodista a reina

Tamaño de texto Aa Aa

Nada predestinaba a Letizia Ortiz Rocasolano a convertirse en reina de España.
Hija de una familia de clase media, plebeya, y divorciada de su exprofesor de instituto, hasta antes de conocer al príncipe aseguraba que nunca había pensado en ser otra cosa que periodista.

Sin embargo, su vida dio un vuelco en noviembre de 2003, cuando se comprometió con Felipe de Borbón tras solo 7 meses de noviazgo.
Lo precipitado del anuncio cogió por sorpresa a gran parte de la sociedad. Muchos lo interpretaron como una política de hechos consumados para impedir que la prensa pudiera manejar la imagen de Letizia Ortiz tal y como ocurrió con anteriores relaciones del príncipe.

Inmediatamente después, la joven asturiana tuvo que renunciar a su actividad profesional y comenzar una etapa de aprendizaje de protocolo para asumir sus nuevas funciones en el seno de la familia real.

En sus primeras apariciones como princesa, Letizia mostró un carácter fuerte que tuvo que aprender a limar, al menos en público. Criticada por su falta de naturalidad y por su actitud en los actos oficiales, el “activo” del príncipe Felipe para la monarquía no acababa de conectar con los españoles.

Sometida al brutal escrutinio de la prensa, que ha hablado de innumerables retoques estéticos, de perfeccionismo obsesivo y de su empeño en ser una princesa con horarios, Letizia ha sido criticada también por no mostrar en público lo suficiente a sus dos hijas, las infantas Leonor y Sofía.

Las imágenes en febrero de 2007 de Letizia embarazada de su segunda hija en el funeral por su hermana Erika mostraron a los españoles una imagen más humana de la princesa.

Tras el nacimiento de Sofía, Letizia asumió más actos oficiales en solitario, centrándose en actividades en favor de la infancia y la juventud, la educación y la investigación científica.

Otra de sus batallas ha sido la defensa de la moda española, en concreto de dos diseñadores, Felipe Varela y Lorenzo Caprile.

Con la popularidad de la monarquía española en horas bajas, falta por ver si Letizia será, como prometió el futuro rey, un activo para modernizar la institución y reconquistar sino el corazón, sí el respeto de los españoles.

Marta Gil. euronews:
El reinado de Felipe VI de España no se puede disociar de su reina consorte, Letizia Ortiz Rocasolano. Tenemos con nosotros a la periodista y escritora Pilar Urbano, que ha dedicado largos años a estudiar la monarquía.

Sra Urbano, diez años como Princesa de Asturias, diez años con la familia real, ¿está Letizia preparada para ser la primera reina consorte de Espana sin sangre azul ?

Pilar Urbano:
Letizia, doña Letizia, lleva un gran máster, ha hecho diez años de preparación más uno de noviazgo que la reina Sofía tuvo mucho interés que viviese en Zarzuela. Me dijo: “no la traje aquí a que aprendiera nada, aunque también aprendió protocolo y las demás cosas, sino para que abriera los ojos y los oídos y viera en qué familia se metía y qué tipo de vida iba a vivir”.
Entonces está preparada, porque diez años es mucho más que
una carrera civil o que tres carreras militares.

euronews:
No obstante, hace poco menos de un año hubo una gran polémica en torno a Letizia tras las imagénes de sus salidas nocturnas en solitario. ¿Cree que podrá seguir disfrutando de retazos de su vida de antes, una vez reina?

Pilar Urbano:
Bueno, las salidas nocturnas son salidas muy inocentes porque o bien ha ido a conciertos de rock o de conjuntos modernos, ha ido con amigas o ha ido con su marido, que lo arrastra, porque él es un poco caserón. No es una princesa cortesana creada en una espora, en una férula de antiguedad. Podrá y además me parece que es bueno. Yo es que lo que creo personalmente es que tiene que salir al asfalto, la reina también me lo decía, ellos tienen que estar en el asfalto, en el bollo.

euronews:
Sin embargo la figura de la princesa Letizia es muy diferente de la de la reina Sofía. La comparación es casi inevitable. Entonces, aparte de los orígenes de ambas, ¿qué diferenciará a la reina Letizia de su antecesora en el cargo ?

Pilar Urbano:
Prácticamente todo. Y además es bueno que no haya clonados. Ella tiene que romper el estilo, como también el príncipe tiene que no solo ser un relevo generacional con todo lo que eso implica: es un relevo de modo de vida. Ella tiene que conciliar, sabrá conciliar como lo ha hecho hasta ahora, su identidad de mujer que además es periodista, con los ojos abiertos, interesada por el mundo, romper el cristal y tocar pueblo.

euronews:
¿Podemos decir que es un activo tanto para su marido como para la monarquía como institución o se pueden establecer diferencias?

Pilar Urbano:
Yo creo que la plebeyización de las monarquías hoy es la vacuna para que sobrevivan. Se habían quedado rancias, obsoletas y con código de caducidad ya venciendo.
Es necesaria esta inyección de sangre roja toda la sangre es roja, pero de sangre roja, desocialización de la monarquía es más que una vacuna, diría casi un salvoconducto, y se está viendo en toda Europa. Hoy los negocios de Estado no se resuleven entre sábanas, los resuleven los gobiernos y los parlamentos. Los príncipes, por tanto, pueden elegir a su chica, y laas chicas a su chico, a su gusto, y casarse por amor para garantizar esa estabilidad en la pareja regia.

euronews:
Sra urbano, muchísimas gracias por haber estado con nosotros.