Última hora

Última hora

Los retos de Felipe VI

Leyendo ahora:

Los retos de Felipe VI

Tamaño de texto Aa Aa

Felipe VI está a punto de ser proclamado nuevo rey de España, y aunque ha sido educado para ello, en su primer discurso tras la abdicación de su padre ya era consciente de que iba a tener por delante retos inmensos:
“Permítanme que reitere mi empeño y convicción de dedicar todas mis fuerzas, con ilusión, a la apasionante tarea de seguir sirviendo a los españoles, a nuestra querida España”.

Entre los escándalos que han salpicado directamente a miembros de la familia real, el debate entre monarquía o república como forma de Estado y el referéndum para la independencia de Cataluña, el futuro rey tendrá que que convencer a los españoles de que es capaz de hacerse cargo de la monarquía y de que esta puede modernizarse.

Aunque en los últimos meses la familia real ha sido más cuestionada que nunca, según recientes encuestas, la mayoría de los españoles apoyan la monarquía con el príncipe Felipe como rey.

Pero Felipe VI hereda una España en crisis, con un paro récord y con muchos ciudadanos sufriendo sus consecuencias, que han encajado especialmente mal escándalos como el caso Nóos que salpica directamente a Iñaki Urgandarin, el marido de la infanta Cristina, que comenzó en 2010 y todavía no está resuelto. La justicia determinará en las próximas semanas si es acusado formalmente o no de fraude fiscal y corrupción y decidirá también el destino de la infanta Cristina, imputada en enero de 2014.

El “juancarlismo” que fue la seña de identidad de la transición da paso a la monarquía de Felipe VI, anclada en una época y un contexto especialmente complejos.

Mario Alfaro. euronews:
Para analizar el relevo en la monarquía española y los retos a los que se enfrenta el futuro rey Felipe VI nos acompaña desde Madrid el catedrático de Ciencia Política, Fernando Vallespín.

En su anuncio de abdicación, el rey Juan Carlos dijo que había tomado su decisión para dar paso a una nueva generación. ¿Supone ese relevo un cambio real para la sociedad española?

Fernando Vallespín:
Sí, yo creo que indudablemente significa un cambio, no solamente en el ámbito simbólico, sino también en general en la temperatura de la vida política. El rey Juan Carlos subrayó dos ideas: una primera es la estabilidad y la segunda es renovación. Yo creo que eso es lo que se pretende actualmente. Se pretende construir un conjunto de reformas que probablemente acaben derivando en una reforma del propio texto constitucional. En España se percibe un cierto agotamiento del modelo de democracia que iniciamos con la Constitución del 78, que estaba muy marcado por el inicio de la democracia, y ahora mismo nuestro país se enfrenta a otros desafíos políticos de gran relevancia, y el primero y fundamental es seguramente la reorganización territorial del Estado

Mario Alfaro. euronews:
Varios sectores de la sociedad han reclamado un referéndum sobre la forma de Estado, pero entre la abdicación de Juan Carlos I y la proclamación de Felipe VI solo han pasado dos semanas. ¿Se ha intentado pasar de puntillas sobre el debate entre monarquía o república?

Fernando Vallespín:
Yo creo que el debate fue zanjado desde las previsiones digamos de la propia Constitución en el Congreso español, donde una amplia mayoría de ochenta y tantos por ciento de la Cámara mantuvo las previsiones constitucionales. Por tanto, desde una perspectiva institucional diríamos que las previsiones establecidas en la Constitución se están cumpliendo en lo que se refiere a la sucesión del rey Juan Carlos. Otra cosa es lo que ocurra en la sociedad, y hay muchos sectores en España que no son necesariamente monárquicos, algunos de ellos son activamente republicanos, y efectivamente están presionando a favor de la existencia de un referéndum.

Mario Alfaro. euronews:
Sin embargo, con los últimos escándalos que han salpicado a la familia real, la popularidad de la institución se ha ido debilitando. ¿Qué pasos debería dar el nuevo rey para recuperar la confianza de los españoles?

Fernando Vallespín:
Yo creo que en España, la crisis económica ha provocado una enorme erosión de la confianza política y no solamente en los políticos en activo, sino también en las propias instituciones que exigen ser renovadas. Y eso afecta también muy directamente a la corona, y en particular a algunos aspectos de la misma como puede ser una mayor transparencia, que sea una corona más cercana a las necesidades de la gente y sobre todo sujeta a un control, insisto de transparencia, sobre todo en lo que tiene que ver con su presupuesto por parte de otras instituciones del Estado, muy en particular por el propio Parlamento.

Mario Alfaro. euronews:
¿Qué pasos podría dar el nuevo monarca para la reforma de la Constitución en lo que se refiere al problema territorial? ¿Qué podría facilitar?

Fernando Vallespín:
Sí podría facilitar las negociaciones entre diferentes fuerzas políticas. Digamos que podría ser algo así como un rol moderador en unos momentos en que necesitamos más que nunca una puesta de acuerdo de las diferentes fuerzas políticas, pues se pudiera hacer factible.