Última hora

Última hora

La violencia en Irak obliga a la población a huir de sus hogares

Leyendo ahora:

La violencia en Irak obliga a la población a huir de sus hogares

Tamaño de texto Aa Aa

La violencia en Irak sigue empujando a la población a abandonar sus hogares. Escapan de los combates entre el Ejército y los yihadistas suníes que tratan de hacerse con el control de nuevas localidades. Muchos iraquíes han tenido que esperar durante horas en el puesto de Tuz Khurmato, una ciudad controlada por las fuerzas kurdas.

La afluencia de desplazados a la región autónoma del Kurdistán está provocando escasez de carburante. Cerca de Erbil, muchos han tenido que hacer cola durante días para poder repostar.

Sólo 1 de cada 10 estaciones de servicio funciona y la gasolina se acaba rápido. Algunos kurdos se quejan de que los refugiados de la provincia de Nínive venden el carburante de manera ilegal en su lugar de origen.

“Hemos estado haciendo cola desde ayer. Llevamos aquí dos o tres días, pero los coches con matrícula de Nínive compran combustible sin tener que esperar porque tienen un acuerdo con el dueño de la gasolinera, que es un corrupto”, denuncia un taxista.

En buena parte de Irak continúan los combates. Los seguidores del clérigo radical chií Moqtada al Sáder están preparados para luchar contra los radicales suníes del Estado Islámico de Irak y el Levante. Más de un centenar de insurgentes han muerto en las últimas horas en las provincias de Saladino y Nínive.
Los yihadistas, por su parte, han tomado el estratégico puesto fronterizo de Al Qaem, uno de los tres principales que enlazan Irak y Siria por tierra.