Última hora

Última hora

Tras las huellas de Matisse

Leyendo ahora:

Tras las huellas de Matisse

Tamaño de texto Aa Aa

Durante más de un siglo la localidad francesa de Vence ha atraído e inspirado a artistas como Pablo Picasso, Marc Chagall o Henri Matisse.

Hoy muchos visitantes vienen buscando sus huellas.

Matisse llegó a Vence en junio de 1943. Durante cinco años vivió en la Villa le Reve.

Zia Mirabdolbaghi, director del Chateau de Villeneuve, un museo que expone las obras de los artistas que pasaron por Vence, nos explica qué vino buscando Matisse a esta localidad.

“Aquí los artistas venían buscando intimidad, los pequeños barrios, las tiendas. Buscaban el contacto con la gente. En la Villa le Reve, Matisse encontró, y sé que es bastante curioso, una atmósfera similar a la de Tahití, eso dijo Matisse. Mujeres jóvenes en bicicleta, los olores, la naturaleza… Matisse era un pintor, digamos, muy botánico”, explica.

Una de las obras más conocidas que Matisse realizó en Vence fue la Capilla del Rosario. Tardó cuatro años en acabar la que hoy es considerada como una de sus obras más importantes. La Capilla fue estrenada en 1951.

Para el escultor de origen checho Francois Franta, Vence es su principal fuente de inspiración.

“Yo nací dos veces, asegura Franta. Una en la antigua Checoslovaquia y otra en Vence hace 55 años. Cuando llegué aquí había muchos artistas, todavía se podían ver las huellas de Matisse o Chagall. Tuve la oportunidad de conocer a Picasso, a Dubuffet y a Dufy antes de él”.

La “Villa le Reve” acoge hoy tanto a pintores profesionales como aficionados. La noruega Turid Seljestad es uno de ellos.

“Puedo entender por qué tantos artistas vinieron aquí, creo que fue por la luz, es muy especial. Puedo decir que aquí me siento en casa”, asegura Seljestad.