Última hora

Última hora

Ciudades sostenibles en movimiento

Leyendo ahora:

Ciudades sostenibles en movimiento

Tamaño de texto Aa Aa

Las ciudades inteligentes ser perfilan como ciudades autosuficientes, que aprovechan las nuevas tecnologías y los desarrollos más recientes de la industria para aumentar la calidad de vida de sus habitantes. Barcelona se proclamó el pasado mes de marzo como capital europea a la innovación, un galardón concedido por la Comisión Europea y dotado con 500.000 euros.

Manuel Valdés, gerente adjunto de Infraestructuras y Coodinación Urbana del Ayuntamiento de Barcelona, ha explicado que el uso de ciertos productos cambia con el paso del tiempo: “La idea de poseer una cosa está cambiando. A veces no es necesario la adquisición de, por ejemplo, un coche. Con poder utilizarlo en el momento en que lo necesitas, es suficiente y es más eficiente si lo puedes compartir”.

Valdés ha participado en Bruselas en una conferencia sobre ciudades sostenibles, organizada por la Delegación de la Generalitat ante la UE, en el marco de la Semana Europea de la Energía Sostenible. Asegura que el papel de la administración es la coordinación de las diferentes piezas que componen una ciudad inteligente: “Para un taxista que quiere un vehículo eléctrico, una persona que transporta mercancías u otra que quiera una motocicleta, es importante que todas las piezas encajen para que el usuario final vea que todo está listo: desde el fabricante del vehículo, los beneficios fiscales hasta los puntos de carga. Barcelona tendrá listo un sistema de recarga rápida al final del verano, para complementar los puntos de recarga que cada uno tenga”, ha dicho.

Movilidad inteligente para todos

En la ciudad inteligente el coche eléctrico juega un papel fundamental. Pero no es algo nuevo. Muchas veces no nos damos cuenta pero en la principales capitales y ciudades del mundo ya hay transportes eléctricos, como el metro y algunos autobuses. Ahora el reto es desarrollar otro tipo de vehículos, como coches eléctricos para trayectos largos y con los que se pueda aprovechar la energía que consumen.

“La próxima generación de coches podrá ofrecer energía a la red o a una casa, mediante un sistema energético incorporado. Y eso lo podrá aprovechar el usuario para hacer cualquier trabajo que requiera energía eléctrica”, ha respondido a euronews Francesc Corberó, director de Comunicación de Nissan para Zona Ibérica.

Las empresas que desarrollan este tipo de coches no solo piensan en el conductor que utiliza su vehículo para un uso personal. Los trabajadores autónomos, por ejemplo, podrían beneficiarse de los nuevos modelos: “Hace muy pocos días lanzamos una furgoneta 100% eléctrica, la e-NV200, un modelo industrial al servicio de las empresas y autónomos que hacen trabajos dentro de los entornos urbanos”, asegura Corberó, quien también ha dicho que los grandes retos del coche eléctrico son el cambio de mentalidad y la infraestructura necesaria para la carga del vehículo, algo que puede aprovechar España: “España es un gran productor industrial en el sector de la automoción de Europa y del mundo. Tenemos el talento, las universidades, la industria, la experiencia, la calidad y la innovación tecnológica para que el país se convierta en el referente del vehículo eléctrico de Europa”.