Última hora

Última hora

Sarajevo: orgullo y lágrimas

Leyendo ahora:

Sarajevo: orgullo y lágrimas

Tamaño de texto Aa Aa

Laurence Alexandrowicz. euronews:
Bienvenidos a nuestra edición especial dedicada al centenario de la Primera Guerra Mundial. Todos aprendimos en los libros de historia que el asesinato de un archiduque desencadenó la contienda. Fue exactamente aquí, del otro lado del puente, hace cien años. 1914-2014: repaso a tres grandes fechas que han marcado la historia de Sarajevo.

En 1908, el Imperio Austrohúngaro se anexiona Bosnia-Herzegovina. El 28 de junio de 1914, el archiduque Francisco Fernando y su mujer están de visita en Sarajevo. Para el joven Gavrilo Princip y sus amigos nacionalistas, hay que eliminar al símbolo de la ocupación. En plena calle, Princip mata a tiros al archiduque y a su mujer.

Austria declara la guerra a Serbia, acusada de estar detrás del asesinato, y se desencadena la Primera Guerra Mundial.

Laurence Alexandrowicz. euronews:
Hace 30 años, Sarajevo volvió a ser centro de la actualidad internacional. En febrero de 1984, fue la ciudad anfitriona de los Juegos Olímpicos de invierno. Un momento de gloria para una Yugoslavia aún unida.

Más del 70% de las instalaciones de los Juegos Olímpicos fueron destruidas en la guerra, como el teleférico en el que los habitantes de Sarajevo iban a la montaña los fines de semana. El responsable del comité olímpico local recuerda los Juegos con nostalgia:

Said Fazlagic:
“Estábamos encantados. Todo estaba abierto las 24 horas del día. La gente se sentía orgullosa de formar parte del movimiento olímpico, era algo enorme para un país socialista. Creo que hoy en día seguimos beneficiándonos de los Juegos del 84, porque vienen muchos turistas”.

Laurence Alexandrowicz. euronews:
Difícil imaginar entonces que 8 años después de los Juegos Olímpicos Sarajevo viviría el horror de una guerra. De 1992 a 1994, la capital bosnia sufrió el asedio más largo de la historia moderna.

El General Jovan Divjak, protegió la ciudad durante el asedio.

Jovan Divjak:
“No teníamos artillería pesada, no teníamos apoyo exterior, no teníamos munición, había malas comunicaciones, problemas de logística…no teníamos medios para hacer nada más. Pero el ejército serbio tiraba sobre Sarajevo para mantenernos atemorizados”.

Este es el mercado de Markalé, escenario de un sangriento bombardeo en febrero de 1994 que costó la vida a 68 personas y dejó más de 140 heridos. En esta placa están grabados los nombres de los muertos. Esad lee todos los días el de su hermana.

Esad Rozder. Superviviente del atentado:
“Había muertos por todas partes, solo sobreviví yo. Lo que me salvó es que estaba agachado para coger una coliflor en el momento de la explosión. Y cuando me incorporé, todos estaban muertos”.

Desde los años 90, los cementerios han invadido las colinas que rodean la capital. Más de 11 mil personas murieron en Sarajevo, la ciudad que comenzó el siglo 20 con una guerra y lo terminó con otra.